Noticias

Test de cromosomas revela edad su edad biológica

El test se realiza con una muestra de sangre a fin de medir los telómeros. Según la longitud de esta especie de tapones ubicados en los extremos de los cromosomas, se puede establecer, según esta teoría, si hay más desgaste y por ende mayor envejecimiento
image

Test de cromosomas revela edad su edad biológica

La directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y cofundadora de Life Length María Blasco, presentó una prueba que mide la edad biológica que se realiza con una muestra de sangre y permite saber si se es más viejo o joven de lo que indica el documento de identidad.

La prueba consiste en medir los telómeros, que son como tapones ubicados en los extremos de los cromosomas y que evitan que el material genético (ADN) se deshaga (lo cual impide que la célula se reproduzca).

Con esta teoría, según la cual la longitud de los telómeros es un marcador de la edad biológica, Blasco mide su tamaño en sangre o en tejido completo; así se establecería si hay más desgaste y, por ende, más envejecimiento.

La comunidad científica no duda de la seriedad de la prueba, aunque algunos investigadores sí de su utilidad. Para unos es una puerta a la medicina del futuro; para otros, un producto salido prematuramente de los laboratorios.

Life length es la compañía que ofrece el test. Según la compañía, una persona podrá enviar una muestra de sangre al laboratorio y con esta se determinará la longitud de sus telómeros. Esta medida indicará su “edad biológica”, que puede ser tanto mayor como menor que su edad cronológica.

Tal como señala la doctora Blasco, aunque la longitud de los telómeros no predice cuánto tiempo vivirá una persona, sí se puede tener “información vital” sobre su riesgo de morir prematuramente a causa de enfermedades vinculadas al envejecimiento como las cardiovasculares o cáncer.

“No intentamos determinar cuándo morirá una persona” explica la doctora Blasco. “La prueba te dice básicamente si los telómeros de una persona tienen una longitud normal para su grupo de edad, o si son más cortos o más largos de lo normal. Esto es lo más importante, que podemos determinar la presencia de telómeros peligrosos: aquellos que son extremadamente cortos”, explica.

“Sabemos desde hace tiempo que la gente que nace con telómeros más cortos está vinculada a un mayor riesgo de ciertas enfermedades vinculadas al envejecimiento, como las cardiovasculares, cierta susceptibilidad a las infecciones o trastornos neurológicos”, añade.

“Esto no indica necesariamente que una persona con telómeros cortos desarrollará estas enfermedades, pero sí determina el riesgo que tiene una persona de desarrollarlas”, matiza la Dra. Blasco. “De manera que esta prueba podría ser un indicador de cuán envejecido está tu organismo o cuál es el estado de tu salud”.

Para explicar la utilidad de la prueba, la Dra. Blasco recuerda que “cuando los científicos comenzaron a encontrar una asociación entre el alto nivel de colesterol y el riesgo de enfermedades cardiovasculares, no había tratamientos para reducir el problema de colesterol”.

“Y sin embargo la prueba se llevaba a cabo para contar con más información sobre la salud de la persona para que pudiera cambiar sus hábitos de vida y estar consciente de su riesgo de colesterol. Con los telómeros ocurre algo similar” explica la investigadora.

“Si estos son más cortos de lo normal, esa información podría ser útil para que la persona cambie su estilo de vida. Pero, al final, cada quien tendrá que decidir si quiere someterse o no a esta prueba”, concluye.

Algunos expertos afirman que si estas pruebas se vuelven rutinarias, sin duda habrá mucha gente que preferirá no conocer su “edad biológica”, principalmente cuando no se cuenta con opciones para “revertir” la longitud de los telómeros.