Opinión

¿Tiene Sed?: Beba Agua Natural

México ocupa el primer lugar en la ingesta de bebidas azucarada. 80% de los mexicanos las consumen todo los días, con todos los problemas que conllevan ingerir bebidas calóricas, causantes del sobrepeso y la obesidad, que nos lleva a tener el nada honroso segundo lugar en esta patología.
agua.jpg

Por: Alicia Yolanda Reyes.

Después de algunas semanas en que la temperatura en nuestro país había disminuido, regresaron las ondas de calor, mejor conocidas como canícula, que este año inicio el 18 de julio y se espera que dure aproximadamente 40 días.

Esto provoca que en 10 Estados del país se alcancen temperaturas de entre 40 y 45 grados y otros 15 de 35 a 40 grados.

Más del 80 por ciento de los mexicanos intentan calmar la sed con bebidas endulzadas, los refrescos ocupan el primer lugar, le siguen los jugos y las mal llamadas bebidas energetizantes.

Estas últimas son un gran riesgo ya que contienen algunas sustancias , que provocan deshidratación, aceleran los latidos cardiacos y pueden llegar a causar desmayos, y hasta la muerte consumidas en exceso.

Por otro lado los refrescos, o sodas, como se les conoce en algunos estados del país, contienen cantidades exageradas de azúcar, que llegan a superar las 10 cucharaditas.

Es por ello que alguien se toma un refresco y siente que se refrescó, el problema es que esa cantidad de azúcar que ingresa al organismo, llega a causar obesidad, y diabetes tipo 2, además de otras enfermedades cardiovasculares.

México pertenece a las naciones con mayor obesidad en adultos en el mundo, según señala la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico OCDE. La cual agrupa a 35 países alrededor del mundo, con representación en cada continente.

De acuerdo a ese reporte Estados Unidos ocupa el primer lugar con 38.2 por ciento de su población con obesidad, es decir que tienen un  índice de masa corporal  mayor a los 30 kg / M2 .

Le sigue México con un 32.4 por ciento de personas obesas y en tercer lugar Nueva Zelanda con 30.7%

En el otro extremo, es decir quienes tienen un menor índice de obesidad son Japón con 3.7% y Corea con 5.3%.

Una buena manera de disminuir este problema es beber agua natural, sin ningún tipo de endulzantes.

Las bebidas que se ofertan como bajas en calorías no ayudan a perder peso, por el contrario se ha constatado que muchas de ellas afectan el metabolismo y se incrementa el sobrepeso y la obesidad.

El agua natural es indispensable para el buen funcionamiento del organismo, y es la mejor opción para hidratarnos.

Algunos médicos recomiendan los sueros orales, cuando se ha perdido mucho líquido, pero no debe consumirse en lugar del agua, sino como un complemento más, además es importante revisar las etiquetas porque hay algunos que contienen altas cantidades de azúcar, y podrían causar problemas en aquellas personas con síndrome metabólico como los pre diabéticos y diabéticos.

Hay que recordar que el agua interviene en el transporte de nutrientes a las células, así como a la eliminación de residuos, regula la temperatura, ayuda a lubricar mucosas y articulaciones, e interviene en varias funciones metabólicas.

Hay varios momentos muy importantes en los que debe consumirse agua. Al despertar, antes de meterse a bañar, antes y durante las comidas, así como cuando se realiza ejercicio es importante estarse hidratando y antes de ir a dormir, debe beberse mínimo dos vasos de agua.

Aunque la recomendación más conocida habla de 8 vasos al día, es decir alrededor de 2 litros, en esta época se recomienda superar esa cantidad.

Hay que tomar en cuenta, la edad, las actividades que se realizan y la exposición al sol.

Debe tomarse agua todo el día, no solo cuando se sienta sed, tener una botella o vaso a la mano y darle pequeños sorbos a lo largo del día, es una buena manera de mantenerse hidratado.

Los bebés y personas mayores deben de ser estimulados a consumir agua durante el día, ya que muchas veces en esas edades no se percibe la necesidad de consumirla, y muchas veces notamos que están somnolientos o desorientados, y basta con darles de beber para mejorar ese estado.

Incluso el estado de ánimo está muy relacionado con la deshidratación. Así que ya lo saben a beber agua pura y evitar refrescos, jugos enlatado o embotellados;  nuestro organismo lo agradecerá (aliciayolandar@hotmail.com)