Noticias

Un millón de niños sufre malnutrición grave en África

La malnutrición aguda severa se caracteriza por una pérdida de peso muy importante y es responsable de la mayoría de muertes de niños de menos de cinco años en el mundo, según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).
image

Un millón de niños sufre malnutrición grave en África

Cerca de un millón de niños en África del este y austral sufre malnutrición aguda severa por culpa de la sequía que golpea el continente y que probablemente empeorará con el fenómeno climático de El Niño, advirtió la Unicef.

"El fenómeno El Niño va a reducirse pero el impacto en los niños se resentirá durante años", estima Leila Gharagozloo-Pakkala, la directora regional de Unicef para África del Este y austral.

Es una situación sin precedentes y la supervivencia de los niños depende de las acciones que se hagan ahora", afirma el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

"Es una situación sin precedentes y la supervivencia de los niños depende de las acciones que se hagan ahora", agrega.

La malnutrición aguda severa se caracteriza por una pérdida de peso muy importante y es responsable de la mayoría de muertes de niños de menos de cinco años en el mundo, según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Desde hace dos años, el volumen de precipitaciones es muy inferior a la media en estas regiones de África y las cosechas son escasas.

La ONU estima que 14 millones de personas podrían carecer de alimento en 2016 en África austral por culpa de las escasas cosechas del año anterior, junto con esta sequía extrema.

Como consecuencia, los precios de los productos de base aumentan y los habitantes ven reducida su alimentación. Los niños están más expuestos a la hambruna y a las enfermedades, según la agencia.

Lesoto, Zimbabue y varias provincias sudafricanas ya se encuentran en estado de catástrofe natural.

La ONU estima que 14 millones de personas podrían carecer de alimento en 2016 en África austral por culpa de las escasas cosechas del año anterior, junto con a esta sequía extrema. En Malaui, por ejemplo, 2,8 millones de personas están amenazadas por el hambre.