Noticias

Usan videojuegos para detectar trastornos cerebrales

Pong consiste en hacer rebotar una pequeña pelota de un lado a otro. Una persona saludable no debería tener problema en seguir con la mirada la trayectoria predecible de un objeto.
image

Usan videojuegos para detectar trastornos cerebrales

¿Son los videojuegos dañinos para salud? Esta ha sido una incógnita que muchos estudios han intentado averiguar a lo largo de los años. Sin embargo, investigadores del Laboratorio Osborne de la Universidad de Chicago (EE.UU.), han utilizado el clásico juego Pong para detectar trastornos cerebrales.

Pong hizo su primera aparición en los años setenta en la consola Atari. Consiste en hacer rebotar una pequeña pelota de un lado a otro. Una idea simple pero que logró tener miles de fanáticos.

¿Cómo este dinosaurio de los videojuegos puede ayudar a la salud? Los especialistas señalan que este juego es ideal para pruebas de seguimiento de ojos. Este procedimiento podría diagnosticar enfermedades como el mal de Parkinson, daño cerebral o autismo.

Una persona saludable no debería tener problema en seguir con la mirada la trayectoria predecible de un objeto. Sin embargo, cuando un paciente no logra perseguir con los dos ojos algo, o presenta signos de interrupciones, podría significar un mal funcionamiento a nivel cerebral.

Es en estas situaciones que el juego Pong tiene un papel protagónico en la detección de estos males.

Para probar su teoría, los investigadores desarrollaron un sistema que reproduce el juego Pong en una pantalla. Al mismo tiempo, cuantifica la interacción entre la mirada del paciente y el movimiento de la pelota. Los datos son almacenados y analizados, para luego poder presentar un diagnóstico.









Fuente: Fundación de Investigación del Cerebro