Noticias

Vasectomia sin bisturí, método seguro y rápido

La vasectomía no afecta la virilidad de los hombres, por el contrario es sinónimo de compartir con la pareja la planificación familiar, asevera el Dr. Rogelio Valenzuela, quien realizó en Jalisco en 1986 la primera intervención de ese tipo y es pionero en la técnica de vasectomía sin bisturí, que iniciaron en l995.
image

Vasectomia sin bisturí, método seguro y rápido

Por Alicia Yolanda Reyes

Por Alicia Yolanda Reyes

Carlos tiene 24 años, es padre de tres hijos, su situación económica es precaria, por lo que un embarazo más complicaría la sobrevivencia de esta familia de cinco miembros, aconsejados por el ginecólogo que atendió a Martha su esposa en el tercer parto decidió practicarse la vasectomía sin bisturí.

El joven cuenta que al principio sentía temor, había escuchado de sus amigos que eso afectaría su vida sexual y sus erecciones serían más problemáticas, pero en la práctica fue todo lo contrario, ya que ahora tienen una vida sexual más satisfactoria sin el temor de un nuevo embarazo.

¿Qué es la vasectomía?

La vasectomía es un procedimiento mediante el cual se logra la infertilidad masculina sin afectar la función sexual.

La palabra vasectomía proviene de base que significa vaso o conducto y otomía sección o corte.

En otras palabras es el corte de los conductos deferentes para provocar la esterilidad del hombre.

Hasta hace aproximadamente 20 años la vasectomía era una cirugía que consistía en la apertura del escroto mediante un bisturí, la disección de los tejidos, el aislamiento del conducto deferente su ligadura y corte.

Los pacientes eran dados de alta al siguiente día de las intervención,  les recetaban antibióticos y antiinflamatorios y se les recomendaba guardar reposo por lo menos cinco días.

A parir del 1995 se inició en México la vasectomía sin bisturí que permite una recuperación más rápida, no requiere de hospitalización y dos a tres días después el paciente reinicia sus actividades de manera normal.

La vasectomía sin bisturí, explica el Dr. Valenzuela consiste en aislar el conducto deferente mediante punción sin necesidad del corte con bisturí. Se liga el conducto y se le corta, es una práctica de invasión mínima, se realiza bajo a anestesia local o con sedación.

La edad promedio de quienes recurren a esta práctica es de 35 años, cuando anteriormente era de 45.

Sin embargo también hay jóvenes de 20 años o menos cuya pareja ya ha parido dos o tres hijos que desean evitar que la familia crezca.

Jalisco ocupa el primer lugar en todo el país en la realización de este procedimiento, con cerca de 16 mil desde que se inició el programa.

La mitad de estos procedimientos los ha realizado el urólogo Valenzuela Heredia, que comenta que a los inicios se enfrento al conservadurismo de la población, a la oposición de la religión y al machismo de muchos hombres que pensaban que perderían su virilidad.

El médico asevera que la vasectomía sin bisturí es un método mucho más seguro que la salpingoplasia, cirugía que se practica a la mujer para evitar que vuelva a embarazarse, y que aunque en la actualidad se realiza por endoscopia es un procedimiento mucho más agresivo.

El urólogo informó que aunque es poco frecuente ha recibido solicitudes de jóvenes de 18 años que nunca han sido padres, pero que desean ser sometidos a la vasectomía.

En general expresa el galeno son chicos que vienen de familias disfuncionales y que no  desean el compromiso de otro ser humano en sus vidas, en esos casos se les envía a salud mental y se trata de disuadir, pero en ocasiones es una decisión que ya han meditado y procedemos a cumplir con su deseo.