Nutrición

Adicionan harina de alga para mejorar la tortilla

Por su calidad nutricional puede ayudar a reducir el índice de obesidad en México. Después de varios años de trabajo, investigadores del Centro de Desarrollo de Productos Bióticos, del Instituto Politécnico Nacional, crearon una tostada con alto contenido de fibra soluble, calcio y carotenoides, entre otros nutrientes. Además, es posible cultivar esta alga marina con bajos costos y rendimientos muy altos.
image

Adicionan harina de alga para mejorar la tortilla

Investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) elaboraron una tortilla adicionada con harina de algas (Ulva clathrata) para mejorar su aporte nutricional por su alto contenido de fibra soluble, calcio y carotenoides, entre otros nutrientes.

I nvestigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) elaboraron una tortilla adicionada con harina de algas (Ulva clathrata) para mejorar su aporte nutricional por su alto contenido de fibra soluble, calcio y carotenoides, entre otros nutrientes.

El grupo de especialistas, encabezado por el doctor Adrián Guillermo Quintero Gutiérrez, investigador del Centro de Desarrollo de Productos Bióticos (Ceprobi) del IPN, ubicado en Yautepec, Morelos, trabaja desde hace varios años en el proyecto “Diseño de un alimento funcional adicionado con Ulva clathrata”, mediante el cual han elaborado tostadas altamente nutritivas y saludables.
Integrar este tipo de fibra a la alimentación es fundamental para ayudar a mejorar la digestión, suavizar el bolo alimenticio y evitar el estreñimiento, además de que podría coadyuvar en la reducción de los niveles de colesterol y glucosa en sangre, consideró el catedrático del Ceprobi.
En un boletín de esa casa de estudios (10/04/12), Quintero Gutiérrez señaló que por su composición nutrimental este alimento podría formar parte de la dieta de personas con sobrepeso u obesidad y contribuir a mejorar el control de peso corporal, la glucemia y las concentraciones de triglicéridos en sangre. A las personas sanas las “favorece al otorgar mayor aporte de fibra, calcio y antioxidantes a su dieta diaria”.

El grupo de especialistas , encabezado por el doctor Adrián Guillermo Quintero Gutiérrez, investigador del Centro de Desarrollo de Productos Bióticos (C eprobi ) del IPN, ubicado en Yautepec, Morelos, trabaja desde hace varios años en el proyecto “Diseño de un alimento funcional adicionado con Ulva clathrata”, mediante el cual han elaborado tostada s altamente nutritiva s y saludable s .
Integrar este tipo de fibra a la alimentación es fundamental para ayudar a mejorar la digestión, suavizar el bolo alimenticio y evitar el estreñimiento, además de que podría coadyuvar en la reducción de los niveles de colesterol y glucosa en sangre, consideró el catedrático del C eprobi .
En un boletín de esa casa de estudios (10/04/12), Quintero Gutiérrez señaló que por su composición nutrimental este alimento podría formar parte de la dieta de personas con sobrepeso u obesidad y contribuir a mejorar el control de peso corporal, la glucemia y las concentraciones de triglicéridos en sangre. A las personas sanas las “favorece al otorgar mayor aporte de fibra, calcio y antioxidantes a su dieta diaria”.

Explicó que a partir de una técnica biotecnológica patentada en 1995 por el doctor Benjamín Moll y la doctora Jill Deikman, de la Universidad de Pennsylvania, Estados Unidos, es posible cultivar el alga marina Ulva clathrata, con bajos costos y rendimientos muy altos.

E xplicó que a partir de una técnica biotecnológica patentada en 1995 por el doctor Benjamín Moll y la doctora Jill Deikman, de la Universidad de Pennsylvania, Estados Unidos, es posible cultivar el alga marina Ulva c lathrata, con bajos costos y rendimientos muy altos.

Esta técnica permite producir Ulva de calidad óptima en tierras no arables e irrigadas con agua de mar, toda vez que en México existen 2 mil 500 kilómetros de tierras desérticas en estados como Baja California Norte y Sur, Sonora y Sinaloa, las cuales podrían adoptar esta técnica y satisfacer una necesidad creciente nacional y mundial de alimentos funcionales.

E sta técnica permite producir Ulva de calidad óptima en tierras no arables e irrigadas con agua de mar, toda vez que en México existen 2 mil 500 kilómetros de tierras desérticas en estados como Baja California Norte y Sur, Sonora y Sinaloa, las cuales podrían adoptar esta técnica y satisfacer una necesidad creciente nacional y mundial de alimentos funcionales.

Quintero Gutiérrez agregó que la Ulva clathrata tiene una composición nutrimental excepcional, ya que su contenido de proteína va de 18 a 30 por ciento, de hidratos de carbono de 34 a 45 por ciento y de fibra soluble 25 por ciento.

Quintero Gutiérrez agreg ó que la Ulva clathrata tiene una composición nutrimental excepcional, ya que su contenido de proteína va de 18 a 30 por ciento, de hidratos de carbono de 34 a 45 por ciento y de fibra soluble 25 por ciento.

Además tiene un aporte bajo de grasas y un contenido importante de nutrimentos inorgánicos, como hierro, calcio, magnesio, manganeso, zinc, potasio, yodo, cobre, sodio y vitaminas B12, B6, C, E, carotenoides, principalmente beta caroteno y luteína, además de niacina y ácido fólico.

A demás tiene un aporte bajo de grasas y un contenido importante de nutrimentos inorgánicos , como hierro, calcio, magnesio, manganeso, zinc, potasio, yodo, cobre, sodio y vitaminas B12, B6, C, E, carotenoides, principalmente beta caroteno y luteína, además de niacina y ácido fólico.

El científico politécnico resaltó que este tipo de alga es muy preciada en países como Japón, y dado su potencial funcional y las elevadas prevalencias de sobrepeso y obesidad en nuestro país, su uso representa una importante fuente en el diseño de alimentos funcionales que ahora estarían en condiciones de tener bajo costo y consumo masivo como la tortilla de maíz.

El científico politécnico resaltó que este tipo de alga es muy preciada en países como Japón, y dado su potencial funcional y las elevadas prevalencias de sobrepeso y obesidad en nuestro país, su uso representa una importante fuente en el diseño de alimentos funcionales que ahora estarían en condiciones de tener bajo costo y consumo masivo como la tortilla de maíz.

El especialista añadió que estos proyectos contribuyen a la protección del medio ambiente, ya que las algas no contaminarían, pues al producirse en exceso se utilizarían para la elaboración de alimentos y permitirían a los productores de este alimento darles un valor agregado, con lo cual mejoraría sustancialmente su calidad de vida.

El especialista a ñadi ó que estos proyectos contribuyen a la protección del medio ambiente, ya que las algas no contaminarían, pues al producirse en exceso se utilizarían para la elaboración de alimentos y permitirían a los productores de este alimento darles un valor agregado, con lo cual mejoraría sustancialmente su calidad de vida .