Nutrición

Aumenta el consumo de huevo en América

El huevo es una excelente fuente de proteínas, vitaminas y minerales, y según estudios recientes puede retrasar los procesos degenerativos. Un huevo aporta unas 85 kilocalorías. La yema contiene dos sustancias valiosas: la colina y la lecitina. La primera es necesaria para producir la acetilcolina, fundamental para el sistema nervioso. La lecitina despliega un verdadero trabajo de «limpieza» de las arterias, liberándolas de depósitos de grasa.
image

Aumenta el consumo de huevo en América

Su clara posee un elevado contenido en proteínas de alta calidad. Tan importante es el valor de sus proteínas, que desde 1957 hasta la fecha la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo propone como patrón de referencia para determinar la calidad proteica de otros alimentos. Además, contiene vitaminas del complejo B, especialmente B12 y ácido fólico, antioxidantes A y E y vitamina D; y minerales como hierro, fósforo, cinc y selenio.

Por muchos años el huevo tuvo fama de alimento peligroso por su alto contenido de colesterol. Sin embargo, estudios han demostrado que este nada tiene que ver con las enfermedades coronarias (obstrucción de la arteria que lleva la sangre al corazón). Por el contrario, el consumo regular de huevos le aporta una gran cantidad de proteínas y vitaminas para una alimentación completa.

No existe entonces  razón alguna para mirar este alimento con recelo, y debe estar incluido en una dieta completa y balanceada. Según la OMS consumir hasta 10 huevos a la semana no supone riesgo alguno para una persona sana.

El Ministerio de Agricultura peruano indica que Perú se ubica en el octavo lugar de mayor consumo de huevos en América Latina, enfatizando que México ocupa el primer lugar, seguido por El Salvador, Argentina, Colombia, Chile, Guatemala y Costa Rica.

Un informe del Ministerio de Agricultura peruano (Minag) indica que anualmente en este país se consumen 146 huevos per cápita.

El primer puesto está ocupado por México, país que se ubica delante de El Salvador, Argentina, Colombia, Chile, Guatemala y Costa Rica.

Argentina por su parte presenta un marcado crecimiento en el consumo de huevo: en los últimos siete años el aumento supera el 60 por ciento, con 126 huevos por persona por año en 2002 a 210 en 2009 (estimado según proyección anual, CAPIA – Cámara Argentina de Productores Avícolas), una tendencia generalizada en toda América Latina.

Para el año 2015 se proyecta que la exportación de huevos frescos y ovoproductos que hoy representa el 8 por ciento de la producción nacional se haya duplicado, mientras que el consumo interno aumente en ese período más de un 12  por ciento por encima del crecimiento de la población, superando los 230 huevos por habitante/año.

El día del huevo se celebra  el segundo viernes del mes de octubre en más de 150 países en los que se destaca  la importancia y los beneficios que este alimento aporta a la nutrición humana. Este día se constituyó  y proclamó por la International Egg Commission (Comisión Internacional del Huevo) en la segunda conferencia internacional del huevo celebrada en 1964 en Italia.

Este alimento también tiene otras propiedades además de las nutritivas. Es útil para tratar algunas afecciones estomacales e intestinales (en especial las úlceras), porque las claras neutralizan la secreción de ácido en el estómago. Es recomendable para personas con anemia o que sean obesas (pasado por agua o cocido aporta muy pocas calorías), diabéticas (no contiene azúcares solubles), o con gota (no contiene purina).

La forma más recomendada de ingerirlo es hervido de forma  que la clara quede cocinada y la yema blanda.

La American Heart Association, el máximo referente científico de cardiología del planeta, señala que el consumo recomendado por día es de un huevo. De esta forma se garantiza una dieta sana y equilibrada.