Nutrición

Beber dos litros de agua al día para mantener una buena salud

Después del oxígeno el agua es el componente natural más importante para el desarrollo y mantenimiento de la vida, ya que representa entre el 60 y 80 por ciento de nuestro peso corporal. Se pueden vivir varios días sin alimentos sólidos, pero el agua debe estar siempre presente en nuestra dieta señala el cardiólogo Virend Somers, que trabaja en la Clínica Mayo.
image

Beber dos litros de agua al día para mantener una buena salud

Por Alicia Yolanda Reyes

Alicia Yolanda Reyes

Lucy acostumbraba beber mínimo ocho vasos de agua a lo largo del día, en su mesita de noche siempre tenía una jarra con el vital líquido, ya que era lo último que consumía antes de dormir y al levantarse.

Con el paso de los años abandonó esa sana costumbre y cada vez bebía menos agua, “para no tener que levantarse por la noche al baño”.

En el día como le gustaba salir e ir a visitar a sus hijas e hijos dejó de tomar agua y bebía solo la indispensable, ya que decía que le molestaba tener que anda buscando un baño, y porque sentía que con la edad su vejiga ya no retenía una gran cantidad y temía mojar su ropa interior.

De haber sido una mujer sana, Lucy empezó con problemas de salud, el médico le detectó que los riñones habían empezado a fallar y el hígado mostraba un grave deterioro, que finalmente la llevaron a la muerte.

El agua es fundamental para los seres vivos y de acuerdo a la actividad de cada persona deben de consumirse entre dos y tres litros al día.

El Dr. Somers recomienda:

Beber dos vasos de agua al despertar  que ayuda a activar los órganos internos.

Un vaso de agua antes de meterse a bañar,  ayuda a bajar la presión arterial.

Es recomendable que 30 minutos antes  de los alimentos principales, desayuno, comida y cena se ingiera un vaso de agua ya que contribuye a una buena digestión.

Antes de irse a dormir tomar un vaso de agua ayuda a evitar los derrames cerebrales, un ataque cardíaco o los molestos calambres.

Hay que recordar que  la mayoría de los infartos se producen entre las seis de la mañana y las doce del día, por lo que hidratarse en cuanto se despierta es una excelente manera de evitarlos, o disminuir su agresividad.

Recordemos que el agua ocupa las tres cuartas partes del mundo, y en el organismo humano un importante porcentaje que va del 60 al 80 por ciento, dependiendo de la edad de las personas.

La distribución del agua en el ser humano es de 2/3 partes de líquido intracelular, de los cuales el 25% es líquido plasmático y 1/3 es líquido extracelular .

El volumen de estos líquidos en el organismo deben de ser constantes, para ello el cuerpo dispone de varios mecanismos para regular el agua natural del cuerpo como la sed, la hormona antidiurética  y los riñones.

El agua tiene muchas propiedades fisiológicas en el organismo, lo que hace que este vital líquido sea imprescindible para mantener la vida y la salud integral, ya que participa en la mayoría de los procesos químicos  del metabolismo como son digestión, respiración, absorción y excreción.

El agua ayuda a eliminar toxinas, de ahí la recomendación cuando tenemos algún proceso infeccioso, gripa etc de consumir mucho líquido.

En las dietas para perder peso es un componente fundamental ya que además de que provoca la sensación de saciedad, ayuda a una buena digestión y a la eliminación de todo aquello que el cuerpo no necesita, incluidas grasas y azúcares en exceso.

El agua contribuye también al mantenimiento de la temperatura corporal, por medio de la generación del sudor que nos mantiene frescos y libres de toxinas.

El agua da más elasticidad a la piel, así como hidratación interna y externa.

Regula los niveles de acidez del organismo, y forma parte de los fluidos corporales como saliva, sangre, líquido sinovial, mocos, lágrimas etc.

En pocas palabras es imposible vivir si no se tiene agua.