Nutrición

Cambiar la dieta a “reductores de colesterol” dio buenos resultados

Trescientos cincuenta y un canadienses divididos en tres grupos recibieron dietas vegetarianas. Uno de estos llevó una alimentación reducida en grasas durante seis meses y los otros dos consumieron más alimentos reductores del colesterol. Las personas del primer grupo tuvieron una reducción del colesterol LDL de 8 miligramos por decilitro (mg/dL) en promedio, mientras en los otros grupos fue de 24 mg/dL y 26 mg/dL.
image

Cambiar la dieta a “reductores de colesterol” dio buenos resultados

Nueva York. Una dieta compuesta por ingredientes “reductores del colesterol”, como nueces, frijoles y granos con alto contenido en fibra disminuyó el colesterol malo mejor que una alimentación baja en grasas saturadas, aún cuando ambas opciones son vegetarianas, reveló un estudio en Canadá.

La reducción de la lipoproteína de baja densidad o LDL, denominada comúnmente “colesterol malo”, fue tan amplia que los cambios podrían ser una alternativa a la medicación con estatinas para muchas personas, indicaron los investigadores dirigidos por David Jenkins, de la University of Toronto, difundió Reuters el 24 de agosto de 2011.

Uno de cada cuatro adultos de 45 años o más en Estados Unidos toma fármacos para reducir el colesterol. Jenkins y sus colegas querían ver cuán grande podía ser el efecto de una dieta basada en los pilares de una alimentación para reducir el colesterol sobre los números LDL sin el consumo de estatinas.

“No hay dudas de que las estatinas han hecho una gran diferencia en términos del control de la enfermedad cardiovascular”, dijo, no obstante, el experto sobre el estudio, publicado en Journal of the American Medical Association. Al menos por ahora, “sólo podemos llegar tan lejos con las estatinas”, añadió.

Journal of the American Medical Association

El equipo dividió al azar a 351 canadienses en tres grupos. Todos recibieron dietas vegetarianas. Uno además obtuvo asesoramiento nutricional para llevar una dieta reducida en grasas durante seis meses.

En los otros dos grupos, los nutricionistas ayudaron a los participantes a consumir más alimentos reductores del colesterol. Después de seis meses, las personas que siguieron una dieta reducida en grasas saturadas registraron una reducción del colesterol LDL de 8 miligramos por decilitro (mg/dL) en promedio.

Eso, comparado con descensos de 24 mg/dL y 26 mg/dL en los participantes con dietas reducidas en colesterol. Esa disminución es realmente grande, consideró Yunsheng Ma, investigador en nutrición y enfermedad cardiaca de la Facultad de Medicina de la University of Massachusetts en Worcester, que no participó del estudio.

“Muchas personas dependen de la medicación, pero la dieta de hecho es realmente poderosa”, dijo el especialista a Reuters Health.

“Las personas lo ignoran. Creen que si toman estatinas, pueden hacer lo que quieran, que pueden comer alimentos elevados en grasa porque las estatinas van a cuidarlos de eso”, añadió Ma.

Jenkins dijo que una de las investigaciones para realizar a partir de ahora es la que apunta al interrogante sobre cómo podrían reducir el LDL la dieta y las estatinas en conjunto.

Pero para aquellos a los que les gusta la idea de cambiar la dieta en lugar de tomar medicación, esta es una alternativa razonable y los médicos deberían intentar alentar a sus pacientes con colesterol alto a que modifiquen sus hábitos alimentarios, dijo Jenkins.

Aunque en algunos casos la dieta no sería suficiente para reducir el colesterol malo, la mayoría de los pacientes se podría beneficiar de un cambio alimenticio, señaló Joan Sabate, jefe de nutrición de la Loma Linda University en California.