Nutrición

Chocolates a base de pescado combaten la desnutrición crónica en Perú

Los chocolates de anchoveta contienen maca, muña (planta aromática andina), maní y otros ingredientes ricos en proteínas, vitaminas y minerales, necesarios para complementar la dieta alimenticia
image

Chocolates a base de pescado combaten la desnutrición crónica en Perú

La desnutrición crónica puede ser combatida eficazmente con chocolates y conservas a base de anchoveta, un tipo de pescado peruano de alto contenido proteico.

“Los chocolates tienen gran aceptación entre los menores porque no tienen olor ni sabor a anchoveta; son muy similares a una barra tradicional de cacao, pero con alto contenido proteico y de Omega 3”, señaló el gerente regional de Desarrollo Económico, Fredy Jordán Medina, funcionario del gobierno regional de Lima.

Además, los chocolates de anchoveta contienen maca, muña (planta aromática andina), maní y otros ingredientes ricos en proteínas, vitaminas y minerales, necesarios para complementar la dieta alimenticia.

Jordán recordó que recientemente la conserva de anchoveta en aceite de oliva y salsa de tomate, así como el charquicán (carne salada y secada al aire o al sol) de anchoveta. Ambos fueron presentados en la milenaria ciudad de Caral como parte de los alimentos necesarios para una dieta nutritiva.

A manera de piloto, el Gobierno Regional ha iniciado la distribución de estos insumos en las escuelas de las zonas altas de las provincias limeñas de Huaura y Canta, donde se presenta elevados índices de desnutrición crónica infantil pueden superar el 40%.

Desde 2012, y de forma paulatina, se espera distribuir los chocolates y conservas de anchoveta en los 2.159 colegios de inicial, primaria y secundaria de las nueve provincias limeñas: Barranca, Cajatambo, Canta, Cañete, Huaral, Huaura, Huarochirí, Oyón y Yauyos.

Desnutrición en Perú

Desnutrición en Perú

Según la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES) el promedio nacional de desnutrición crónica en niños menores de 5 años en el Perú alcanzó el 25,4% en el año 2000. Con cifras alarmantes en los departamentos más afectados son: Huancavelica (53,4%), Cusco (43,2%), Apurimac (43%) y Huánuco (42,8%).

El estudio alerta que los niños afectados ven vulneradas sus capacidades potenciales de enfrentar la pobreza debido al impacto directo de la desnutrición crónica sobre su desarrollo físico y educativo.