Nutrición

Conozca la droga más peligrosa de todos los tiempos

Un estudio del Departamento de Salud de Ámsterdam, capital de Holanda, determinó que el azúcar es una droga, al igual que el alcohol y el tabaco.
image

Conozca la droga más peligrosa de todos los tiempos

Un estudio del Departamento de Salud de Ámsterdam, capital de Holanda, determinó que el azúcar es una droga, al igual que el alcohol y el tabaco, y por ese motivo su consumo debe ser controlado y etiquetado, ya que aumenta el riesgo de adicción y cierto tipo de enfermedades en el ser humano.

El responsable de Salud de Ámsterdam, Paul van der Velpen, destacó  que “aunque parezca exagerado y descabellado, el azúcar es la droga más peligrosa de todos los tiempos y puede ser adquirida fácilmente en todas partes".

"Al igual que el alcohol y el tabaco, realmente el azúcar es una droga. Aquí se necesita un papel importante por parte del Gobierno. El uso del azúcar debe ser desalentado y los usuarios deben ser conscientes de los peligros", explicó Van der Velpen.

El funcionario citó como argumento una investigación del departamento donde se demostró que, a diferencia de la grasa y otros alimentos, el azúcar interfiere con el apetito del cuerpo, creando un insaciable deseo de seguir comiendo, efecto que la industria alimentaria utiliza para aumentar el consumo de sus productos.

"El azúcar altera este mecanismo. Quien utiliza azúcar quiere más y más, incluso cuando ya no tienen hambre. Por ejemplo, se puede ofrecer huevos a alguien y esta persona va a dejar de comer en un momento. Pero tras recibir las galletas va a seguir comiendo a pesar de los dolores de estómago", detalló Van der Velpen.

Asimismo, enfatizó que “el consumo de azúcar es una forma de adicción” muy difícil de dejar, por la tentación de comer alimentos dulces. Añadió que para su control, las dietas solo funcionan temporalmente, motivo por el cual es mejor la terapia de adicción.

Entre las medidas para regular su consumo, el funcionario propuso imponer impuestos sobre el azúcar y límites legales establecidos para la cantidad que se añade a los alimentos procesados.

También sugirió poner advertencias de peligro, al estilo de los cigarrillos, en los dulces y refrescos, para que informen a los consumidores que "el azúcar es adictivo y perjudicial para la salud".

"Las escuelas no deben vender dulces y refrescos. Los productores de bebidas deportivas que están llenas de azúcar deben ser demandados por publicidad engañosa", agregó Van der Velpen.

Por último, el experto holandés recordó que los efectos del azúcar en el organismo de los mamíferos aún se desconocen, pero en las últimas décadas han aparecido estudios que vinculan su consumo con el aumento brusco de la diabetes, el cáncer y enfermedades cardiovasculares, del sistema nervioso y digestivo.

“También puede provocar desórdenes en la función de las células, aumentar el nivel de las plaquetas y provocar el síndrome de déficit de atención con hiperactividad entre los niños”, concluyó.