Nutrición

El quelite, rico en vitaminas A, B2 y C, así como en minerales y proteínas

En México, 46 por ciento de la población vive en pobreza y de esa cifra 10 por ciento está en pobreza extrema, la cual incluye a las personas que sufren tres o más carencias sociales y un ingreso menor al costo de la canasta básica, lo que indica que 11.5 millones de personas no tienen acceso a alimentos en cantidad y calidad suficientes.
image

El quelite, rico en vitaminas A, B2 y C, así como en minerales y proteínas

El verdadero problema de la precariedad alimentaria en México es que se ha adoptado, primero de manera económica y luego cultural, el modelo de consumo de países occidentales que ingieren en su mayoría proteína animal.

En México existen alrededor de 500 especies de quelites, consideradas en el grupo de las verduras. Su composición nutrimental es similar a la de la zanahoria y la col, entre otras. Están compuestos por 75 por ciento de agua y 25 de hidratos de carbono, fibras y pequeñas cantidades de lípidos.

Casi todas las dietas elaboradas con base en carne y grasas traen no sólo el problema de sobrepeso, sino también algunas enfermedades crónicas, como la hipertensión, por lo que necesitamos un mejor equilibrio de nutrimentos. Así, la chaya, el huauzontle, la malva y los romeritos, un tipo de quelites, son muy ricos en proteína, tanto que pueden llegar a sustituir a la de la carne.

Los quelites tienen vitamina A, que favorece el crecimiento y protege la vista; C, que asegura la resistencia de las paredes de los vasos sanguíneos y favorece la cicatrización, y B2, que incrementa el metabolismo de los carbohidratos y grasas. Por si fuera poco, también aportan minerales como calcio, potasio y hierro, de suma importancia para la regulación cardiaca o la generación de glóbulos rojos en la sangre, señalaron especialistas del Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirán consultados.

Sin embargo, de las 500 especies que existen, conocemos menos de 30.

"Pensando en las comunidades pequeñas y rurales, una posible solución para el problema alimentario, es la milpa, porque es un ecosistema complejo en el que existe simbiosis entre las especies animales y vegetales, y la combinación ayuda a controlar plagas y enfermedades. El quelite es parte de este ecosistema que podría proporcionar la seguridad alimentaria que necesitamos",explicó Luis Alberto Guadarrama del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)








 

Fuente: AMC