Nutrición

El sobrepeso no lo es todo

Por años se consideró el índice de masa corporal para medir el sobre peso o la obesidad, sin embargo se dejaban de lado cuestiones tan importantes sobre la relación entre grasa y músculo, actualmente se utilizan aparatos más sofisticados como la impedancia eléctrica, un estudio indoloro que examina los tejidos para determinar el peso específico de las personas, señala la nutrióloga Karina de Haro.
image

El sobrepeso no lo es todo

Por Alicia Yolanda Reyes

Alicia Yolanda Reyes

Claudia tiene 48 años, mide 1 60 y pesa 78 kilos, si se calificara de acuerdo al índice masa corporal esta mujer sería considerada con obesidad grado uno, sin embargo si se considera que realiza ejercicio, lleva una dieta equilibrada y su cintura mide 80 cms, además de que su masa muscular está muy desarrollada se vería que si acaso tiene un ligero sobrepeso.

Claudia tiene 48 años, mide 1 60 y pesa 78 kilos, si se calificara de acuerdo al índice masa corporal esta mujer sería considerada con obesidad grado uno, sin embargo si se considera que realiza ejercicio, lleva una dieta equilibrada y su cintura mide 80 cms, además de que su masa muscular está muy desarrollada se vería que si acaso tiene un ligero sobrepeso.

 

La impedancia eléctrica es un estudio que brinda información como peso, masa libre de grasa, tejido suave magro, agua corporal total , minerales y grasa corporal, con esta información se obtienen datos para saber si la persona se encuentra en estado bajo, optimo o alto de peso, índice de masa corporal, porcentaje de grasa y masa libre de grasa.

La impedancia eléctrica es un estudio que brinda información como peso, masa libre de grasa, tejido suave magro, agua corporal total , minerales y grasa corporal, con esta información se obtienen datos para saber si la persona se encuentra en estado bajo, optimo o alto de peso, índice de masa corporal, porcentaje de grasa y masa libre de grasa.

 

Las personas que acumulan grasa a nivel de abdomen o vísceras son aquellas que tienen mayores probabilidades de presentar enfermedades como: hiperglicemia, diabetes, hipertensión, enfermedades cardíacas y derrames cerebrales.

Las personas que acumulan grasa a nivel de abdomen o vísceras son aquellas que tienen mayores probabilidades de presentar enfermedades como: hiperglicemia, diabetes, hipertensión, enfermedades cardíacas y derrames cerebrales.

 

Una persona puede parecer delgada a simple vista, pero tener grasa acumulada a nivel del vientre, y presentará alguno o varios de los problemas descritos líneas arriba.

Una persona puede parecer delgada a simple vista, pero tener grasa acumulada a nivel del vientre, y presentará alguno o varios de los problemas descritos líneas arriba.

 

Por esto es importante que quién realice el diagnóstico sobre el estado nutricional de las personas sea un profesional especializado en nutrición, ya que un médico general se guiará por el índice de masa corporal, sin analizar a fondo cual es la composición y relación entre grasa y músculo, que es la manera más adecuada de determinar con exactitud la composición del cuerpo.

Por esto es importante que quién realice el diagnóstico sobre el estado nutricional de las personas sea un profesional especializado en nutrición, ya que un médico general se guiará por el índice de masa corporal, sin analizar a fondo cual es la composición y relación entre grasa y músculo, que es la manera más adecuada de determinar con exactitud la composición del cuerpo .

 

La nutrióloga señala que el IMC tan utilizado a nivel mundial no es una herramienta exacta para conocer el estado nutricional de las personas .

La nutrióloga señala que el IMC tan utilizado a nivel mundial no es una herramienta exacta para conocer el estado nutricional de las personas .

 

Es importante considerar que el peso corporal es la sumatoria de cada compartimiento que incluye masa muscular, masa ósea y el principal componente del cuerpo que es el agua, y es lo que se conoce como composición corporal, que es individual y varía de acuerdo a la edad.

Es importante considerar que el peso corporal es la sumatoria de cada compartimiento que incluye masa muscular, masa ósea y el principal componente del cuerpo que es el agua, y es lo que se conoce como composición corporal, que es individual y varía de acuerdo a la edad.

 

La finalidad de medir la composición corporal es evaluar las modificaciones en el estado nutricional de la persona, ya que es común que se gane o pierda músculo, grasa o masa ósea como consecuencia de una enfermedad, entrenamiento físico, comer demasiado o por algún trastorno emocional.

La finalidad de medir la composición corporal es evaluar las modificaciones en el estado nutricional de la persona, ya que es común que se gane o pierda músculo, grasa o masa ósea como consecuencia de una enfermedad, entrenamiento físico, comer demasiado o por algún trastorno emocional.

 

Por eso hay que tomar en cuenta que la evaluación correcta y completa de la composición corporal no solo depende de un aparato especializado, la clave es interpretar los datos y eso solo lo puede realizar un profesional de la nutrición, quien al final de cuentas aconsejará la dieta más adecuada de manera personalizada, tomando en cuenta edad, actividades y hasta los gustos gastronómicos de la persona, de esta manera más que llevar una dieta ya sea para bajar o subir de peso se consideran los alimentos que más le agraden a la paciente y que le sean más accesibles de acuerdo a su lugar de residencia y nivel socioeconómico.

Por eso hay que tomar en cuenta que la evaluación correcta y completa de la composición corporal no solo depende de un aparato especializado, la clave es interpretar los datos y eso solo lo puede realizar un profesional de la nutrición, quien al final de cuentas aconsejará la dieta más adecuada de manera personalizada, tomando en cuenta edad, actividades y hasta los gustos gastronómicos de la persona, de esta manera más que llevar una dieta ya sea para bajar o subir de peso se consideran los alimentos que más le agraden a la paciente y que le sean más accesibles de acuerdo a su lugar de residencia y nivel socioeconómico.

 

La modificación de hábitos alimenticios no tiene como objetivo prohibir ningún alimento, solo reducir el consumo de algunos altos en calorías e incrementar frutas y verduras que además de nutrir proporcionen una sensación de saciedad, que contribuya a que las personas adopten este nuevo hábito de por vida y evitar los rebotes tan comunes cuando se realizan dietas restrictivas y se abandonan.

La modificación de hábitos alimenticios no tiene como objetivo prohibir ningún alimento, solo reducir el consumo de algunos altos en calorías e incrementar frutas y verduras que además de nutrir proporcionen una sensación de saciedad, que contribuya a que las personas adopten este nuevo hábito de por vida y evitar los rebotes tan comunes cuando se realizan dietas restrictivas y se abandonan.