Nutrición

En EU, 40% de niños de origen hispano son obesos y padecen hambre

Un informe del Consejo Nacional de la Raza indicó que las familias que carecen de seguridad alimentaria tienen menos probabilidad de acceder a productos nutritivos, por lo que a menudo sus hijos sufren de hambre o comen alimentos baratos pero menos nutritivos.
image

En EU, 40% de niños de origen hispano son obesos y padecen hambre

Washington. El Consejo Nacional de la Raza (NCLR, por sus siglas en inglés) presentó un reporte que subraya los factores que contribuyen a que en Estados Unidos 40 por ciento de los niños de origen hispano padezcan obesidad y que en mayor porcentaje sufran hambre.

hispano

El informe Comer bien: los retos de alimentar a los niños latinos y sus familias documenta testimonios de padres de origen hispano que quieren alimentar sanamente a sus hijos pero no pueden hacerlo, debido a la falta de accesibilidad, los altos costos, así como la carencia de tiempo y transporte, difundió Notimex el 4 de agosto de 2011.

Comer bien: los retos de alimentar a los niños latinos y sus familias hispano

Los latinos representan el mayor porcentaje de niños que sufren de hambre en Estados Unidos; al mismo tiempo, casi dos quintas partes padecen sobrepeso y obesidad, señaló Kara Ryan, autora del reporte.

Agregó que casi 40 por ciento de esos menores padece de sobrepeso u obesidad, y del millón de niños que sufren hambre, 40 por ciento son de origen hispano.

hispano.

El informe indicó que las familias que carecen de seguridad alimentaria tienen menos probabilidad de acceder a alimentos nutritivos, por lo que a menudo sus hijos sufren de hambre o comen alimentos baratos pero menos nutritivos.

Padres de familia de Caldwell, Idaho, El Paso y San Antonio, en Texas, además del distrito de Columbia, expresaron que la inseguridad en el empleo, el desempleo cíclico, los recortes debido a la recesión económica, así como ingresos insuficientes, impiden cubrir los gastos básicos.

Agregaron que la comida sana no siempre está disponible en los barrios latinos, donde se localizan los llamados desiertos alimentarios por la falta de acceso en términos de precio y calidad con respecto a otras partes de las ciudades. Subrayaron que la falta de transporte los obliga a comprar en tiendas de barrio donde los precios pueden ser más altos y con menores opciones de alimentos frescos.

El reporte subrayó que las familias que sufren de inseguridad alimentaria sacrifican la calidad por la cantidad.