Nutrición

En México se desaprovecha el gran potencial de los propóleos

Se estima que en el país se producen seis toneladas anuales de propóleos, sustancia que tiene una acción terapéutica multifactorial; no obstante, se carece de estudios que validen su composición y efectos.
image

En México se desaprovecha el gran potencial de los propóleos

A pesar de que la acción terapéutica de la sustancia propóleos es multifactorial; es decir, puede utilizarse para tratar gran cantidad de enfermedades, en México no hay suficientes investigaciones que permitan validar sus diferentes empleos y composición, por lo que hasta ahora su utilidad principal es para aliviar la tos.

Debido a lo anterior, en la Facultad de Química (FQ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se realizan investigaciones para determinar la acción de sus componentes en el combate a las caries y control de la hipertensión.

José Fausto y Blanca Rivero Cruz, así como los médicos veterinarios zootecnistas Ángel López Ramírez y Adriana Correa Benítez, son los responsables de estas líneas de investigación, cuyo propósito también es fomentar el uso y aprovechamiento de este recurso desperdiciado.

Se estima que en el país sólo se obtienen seis toneladas anuales, aunque se considera el sexto productor de miel a escala mundial. Este compuesto céreo es elaborado por las abejas para tapar fisuras en sus colmenas; sus ingredientes son ceras, compuestos aromáticos, flavonoides, terpenos, alcoholes de alto peso molecular y polen; su estructura química varía por factores como la época del año, la floración y la región donde los insectos hacen sus colectas.

“Los estudios son escasos, si acaso habrá seis a nivel nacional, pero son de algunas regiones de Yucatán y Sonora, de la zona melífera del altiplano no hay nada. Por ello, en el laboratorio y con apoyo de alumnos de licenciatura y maestría, realizamos algunas investigaciones en esa región, no sólo para saber cuáles son los componentes, sino para determinar si tienen acción terapéutica para eliminar las bacterias que ocasionan las caries, y para el control de la hipertensión”, recalcó Fausto, especialista en química farmacéutica.

En cuanto a las caries, el primer análisis fue sobre los efectos de propóleos en los microorganismos causantes –Porphyromonas gingivalis y Streptococcus mutans– y se ha visto que algunos son funcionales para ese fin, lo que ha permitido el aislamiento de compuestos, mencionó.

Porphyromonas gingivalis Streptococcus mutans

También se ha determinado que otros tienen actividad sobre las encimas glicosiltransferasas de Streptococcus mutans, responsables del incremento en la producción de la capa dentobacteriana.

Streptococcus mutans

Hasta ahora, se han obtenido compuestos puros de tipo flavonoide y terpenos, que han inhibido el crecimiento de las bacterias en diferentes concentraciones, principalmente en glicosiltransferasas de S. mutans. Con estos descubrimientos, puntualizó Rivero Cruz, se puede buscar la forma de prevenir las caries.

S. mutans