Nutrición

Estadounidenses reducen porciones, pero comen más veces al día

Investigadores de la University of North Carolina dieron a conocer un estudio que sería el primero en examinar la influencia conjunta del tamaño de las porciones, los niveles calóricos de los alimentos y la frecuencia de ingesta en lo que hace al consumo total de calorías por persona.
image

Estadounidenses reducen porciones, pero comen más veces al día

Raleigh, EU. Los estadounidenses pueden estar reduciendo su famoso tamaño extra grande en las comidas, pero el problema de la obesidad y el sobrepeso continúa porque comen cada vez más seguido, lo que deriva en que en 2006 estaban consumiendo 570 calorías más por día que a finales de la década de 1970.

La cantidad de comidas diarias y golosinas consumidas por los adultos de Estados Unidos ascendió a 4,8 en 2006, desde 3,8 en 1977, señalaron investigadores de la University of North Carolina en Chapel Hill, que examinaron sondeos sobre hábitos de alimentación diaria por un periodo de más de 30 años. En 10 por ciento más de los encuestados, la cantidad de comidas diarias y golosinas aumentó de cinco a siete.

El análisis también reveló  que aunque el tamaño de las porciones se estabilizó en los últimos años, la cifra total de calorías ingeridas está en aumento. En 2006, final del lapso evaluado, los estadounidenses estaban consumiendo 570 calorías más por día que a finales de los 1970, difundió Reuters el 30 de junio de 2011.

El estudio señaló a uno de los mayores culpables: los estadounidenses ahora consumen 220 calorías diarias más en bebidas azucaradas que en los 60.

La investigación sería la primera en examinar la influencia conjunta del tamaño de las porciones, los niveles calóricos de los alimentos y la frecuencia de ingesta en lo que hace al consumo total de calorías por persona.

La investigación fue financiada por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos y los hallazgos fueron publicados en la edición de junio de la revista PLoS Medicine.

PLoS Medicine

Kiyah Duffey, del Centro Interdisciplinario de Obesidad de la University of North Carolina y una de las autoras del estudio, dijo que los tamaños grandes de las porciones llevaron a un incremento en las calorías durante la primera parte del periodo analizado.

“Alrededor del momento en que las personas se dieron cuenta (del efecto negativo) del tamaño de las porciones, vemos una caída en las medidas de las porciones que consumen”, explicó Duffey.

“Realmente parece que en las últimas dos décadas es la cantidad de veces que comen la que está llevando a este cambio”, agregó.

La mayor disponibilidad de alimentos y el deterioro de las comidas regulares estarían incentivando este patrón.

“Las personas ya no se están sentando a hacer tres comidas”, indicó Duffey. “Pensamos que eso los lleva a comer durante todo el día”, añadió.

Más de dos tercios de los adultos y un tercio de los niños de ese país tienen sobrepeso u obesidad.