Nutrición

Excederse en comer y beber puede acarrear problemas serios de salud

Especialista de la Universidad Iberoamericana advirtió que beber y comer en exceso puede afectar el hígado, favorecer la obesidad y la diabetes. Por ello, señaló que durante las fiestas decembrinas se debe procurar mantener una dieta balanceada, en la que sólo se permita la ingesta moderada de bebidas y bocadillos.
image

Excederse en comer y beber puede acarrear problemas serios de salud

Durante las fiestas decembrinas comer y beber en exceso puede tener efectos dañinos en hígado y páncreas, así como un aumento del colesterol y elevar la posibilidad de padecer diabetes. Es decir, no sólo resulta en un aumento de peso, sino conlleva graves riesgos en la salud.

Acerca del consumo de bebidas alcohólicas en reuniones sociales, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que esta práctica puede tener consecuencias sanitarias y sociales negativas relacionadas con sus propiedades tóxicas y la dependencia que puede producir.

La ingesta peligrosa ocasional, así como beber de forma frecuente, pueden generar serios trastornos, pues según el organismo ingerir bebidas alcohólicas en exceso y de forma nociva ocupa el tercer lugar mundial entre los factores de riesgo de enfermedades y discapacidad, de acuerdo con una nota publicada por La Jornada (29 de diciembre de 2011).

La Jorna

Se estima que cada año mueren 2.5 millones de personas por el consumo excesivo de alcohol. Los jóvenes de entre 15 y 29 años son uno de los sectores poblacionales más afectados, pues anualmente fallecen 320 mil por causas relacionadas con las bebidas alcohólicas.

La OMS agrega que la embriaguez eleva la posibilidad de sufrir accidentes de tránsito o incurrir en actos de violencia que afecten a familiares, amigos o compañeros de trabajo. Beber en exceso también incrementa la posibilidad de tener enfermedades cardiovasculares, cirrosis hepática, diversos tipos de cáncer e infecciones, debido al debilitamiento del sistema inmunológico, e incluso de trastornos neurológicos.

Gladys Bilbao, nutrióloga y especialista de la Universidad Iberoamericana, advirtió que beber y comer en exceso puede afectar el hígado, favorecer la obesidad y la diabetes. Por ello, señaló que durante las fiestas decembrinas se debe cuidar el consumo de alcohol y alimentos altamente calóricos, con una dieta balanceada, en la que sólo se permita la ingesta moderada de bebidas y bocadillos.

Los riesgos para la salud que implica una dieta altamente calórica en un periodo muy corto de tiempo y un exceso de alcohol, indicó, demandan tener moderación en todos los sentidos, pues recordó que 60 mililitros (un cuarto de taza) de cualquier destilado (vodka, ron, whisky o tequila) tiene 140 calorías, es decir, es igual al consumo de dos tortillas o rebanadas de pan blanco.

Si a la bebida alcohólica se agrega una lata de refresco regular, que contiene 200 calorías, es igual a comer cinco tortillas o cinco rebanadas de pan blanco. Si consideramos que hay quienes consumen 10 bebidas alcohólicas es como si ingirieran una barra completa de pan de caja o un kilo de tortillas.

Destacó que el exceso de alcohol y de bebidas azucaradas puede ocasionar daños al hígado, así como otras complicaciones, que incluye no sólo obesidad, también el riesgo de padecer diabetes, por lo que advirtió que ante el consumo de alcohol se debe considerar no sólo el tipo de bebida, también la cantidad, pues agregó que lo peor que podemos hacer es saltarnos una de las comidas diarias e incurrir en excesos en esta temporada decembrina.