Nutrición

Fármacos para adelgazar potencian riesgo de hipertensión

La jefa del Servicio de Neumología del Hospital Regional 1 Octubre, del Issste en México explicó que los medicamentos para inhibir el apetito y adelgazar que contengan derivados de anfetaminas o sustancias desconocidas podrían provocar hipertensión arterial pulmonar (HAP).
image

Fármacos para adelgazar potencian riesgo de hipertensión

Expertos señalaron que el consumo de algunos medicamentos para bajar sin de peso sin la debida supervisión eleva el riesgo de padecer hipertensión arterial pulmonar (HAP), enfermedad que afecta a las arterias que comunican al corazón con los pulmones.

Este padecimientos tiene diversos orígenes y puede ser por causas familiares (congénitas), enfermedades asociadas, la inmunodeficiencia y el consumo de algunos fármacos.

Sobre esto, la jefa del Servicio de Neumología del Hospital Regional 1 Octubre, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) en México Guadalupe Espitia Hernández, destacó  la necesidad de capacitar a los médicos y unificar criterios para el diagnóstico de la HAP.

La experta detalló a la prensa que los síntomas más comunes del mal son: fatiga sin causa aparente, dolor de pecho especialmente asociado al ejercicio, desmayo, pérdida súbita y momentánea de la consciencia, edema (hinchazón) de piernas, incremento del perímetro abdominal por líquido y coloración azul de la piel.

La galena señaló que esta es una enfermedad idiopática porque no hay una causa particular identificada, y por ser poco conocida en algunos casos se le confunde con otros males como asma, ansiedad, angina de pecho y hasta con algunos padecimientos psiquiátricos.

Añadió que la hipertensión arterial pulmonar afecta principalmente a mujeres en edad productiva, y es catastrófica cuando se detecta en etapas tardías.

“La sobrevida en etapa muy avanzada, ya con insuficiencia cardiaca y sin tratamiento, es equivalente a la de los pacientes con cáncer de pulmón, que es de seis meses. Cuando lo detectamos antes, cuando el paciente se empieza a poner azul y ocasionalmente se hincha y se desmaya, sin tratamiento la expectativa de vida es de 2.8 años.

Añadió que “cuando se hace el diagnóstico oportuno a través de un cateterismo cardiaco e iniciamos terapia personalizada, porque cada paciente es distinto, podemos llevarlos a una sobrevida entre 15 y 17 años”, indicó.

Alertó que entre las causas ya mencionadas también aparece esta enfermedad por haber consumido, sin control médico, fármacos que sirven para inhibir el apetito, principalmente los derivados de anfetaminas u otros cuyas sustancias que contienen realmente se desconocen.

“Hay medicamentos con registro y conocidos, pero hay muchas sustancias que desconocemos que es lo que tienen y están relacionados con la aparición de hipertensión arterial pulmonar, por eso cualquier estrategia para bajar de peso debe ser bajo supervisión de un médico”, subrayó.