Nutrición

Grasa profunda aumenta luego de una liposucción

Según el estudio realizado por un equipo de médicos brasileños las mujeres que se han sometido una liposucción pueden ganar grasa que no es saludable para el cuerpo
image

Grasa profunda aumenta luego de una liposucción

El equipo, de la Universidad de Sao Paulo, dirigido por Fabiana Benatti, encontró que luego de transcurrir meses de realizarse una liposucción se corre el riesgo de producir un aumento de la llamada grasa visceral, es decir, la que rodea los órganos abdominales.

Benatti explicó que esta investigación sería la primera que proporciona pruebas sobre los daños que implica realizarse una operación de este tipo, si este no está acompañado de una rutina de ejercicios.

"Su eliminación a través de cirugía puede acarrear importantes consecuencias como el crecimiento compensatorio de la grasa visceral, que podría ser nociva con el tiempo", dijo la científica.

Los resultados del estudio fueron basados en 36 mujeres de peso estándar que se sometieron a una liposucción para eliminar grasa superficial en el área del vientre.

Todas habían llevado una vida sedentaria antes de la operación, el equipo científico designó a la mitad las mujeres que empezarían un programa de ejercicio físico de cuatro meses luego de la operación.

Las seleccionadas realizaron tres veces por semana ejercicios cardiovasculares y entrenamiento de fuerza moderada, mientras que el resto de las mujeres no seleccionadas siguieron con su modo de vida habitual.

Transcurridos cuatro meses, las mujeres que continuaron con una vida sedentaria todavía tenían el vientre plano pero con un 10 por ciento de aumento de la grasa visceral. En cambio las mujeres que realizaron ejercicio físico no ganaron tal grasa.

Benatti, explicó que el aumento de la grasa visceral luego de la liposucción se debe a la actividad metabólica de ese depósito de grasa en comparación a otros. Dijo que otra razón de este incremento puede deberse a que este tipo de operaciones destruye la "arquitectura" de las células grasas.

Los expertos dicen que este tipo de intervenciones estéticas no deberían ser vistos como un sustituto de una dieta saludable y de ejercicios. Explican que lo mejores candidatos para una liposucción son personas que tienen un peso normal o con sobrepeso moderado y que realizan deporte de manera regular.

"Si alguien opta por someterse a una liposucción, es muy importante, por no decir esencial, que esa persona haga deporte después de la cirugía", declaró Benatti.