Nutrición

Identifican nueva célula que podría ser usada para combatir la obesidad

El estudio publicado en la revista “Diabetes”, muestra que el aumento de los niveles de una proteína –la chaperona molecular GRP78 o ‘BiP’– en el hipotálamo posibilita que las ratas con obesidad, sujetos del estudio, pierdan peso sin dejar de comer.
image

Identifican nueva célula que podría ser usada para combatir la obesidad

Investigadores de la Universidad de Santiago de Compostela identificaron un nuevo mecanismo molecular de la obesidad que podría ser utilizado como diana terapéutica para combatir el padecimiento, informó el diario ABC.

El estudio publicado en la revista “Diabetes”, muestra que el aumento de los niveles de una proteína –la chaperona molecular GRP78 o ‘BiP’– en el hipotálamo posibilita que las ratas con obesidad, sujetos del estudio, pierdan peso sin dejar de comer.

El aumento de la proteína chaperona ‘BiP’ también mejora el estado metabólico de los animales, revirtiendo así la diabetes tipo 2 asociado a la obesidad.

“La inactivación del tejido adiposo pardo durante la obesidad dificulta la 'quema' de grasas y la disipación de calor, por lo que al conseguir cambiar la grasa mala –la blanca– por la ‘buena’ –la marrón–, estaremos en disposición de revertir la obesidad”, explica Cristina Contreras Jiménez, directora de la investigación.

La implicación inmediata de estos nuevos hallazgos, como destaca la directora de la investigación, “permitirá identificar nuevas dianas terapéuticas para el tratamiento de la obesidad y el síndrome metabólico, que actualmente están alcanzando proporciones pandémicas en las sociedades occidentalizadas”.

Sin embargo, debe tenerse en cuenta que se trata de un hallazgo en fase muy preliminar, por lo que aún deberá pasar mucho tiempo para que pueda ser empleado en la práctica clínica.

“A pesar de que se conoce que el hipotálamo desempeña un papel importante regulando el metabolismo energético, los mecanismos moleculares implicados están comenzando a ser dilucidados y aún queda mucho por descubrir. La ciencia se escribe muy despacio”,  finaliza.










Fuente: ABC