Nutrición

Importante, que los procesos tecnológicos ofrezcan al consumidor alimentos que sean saludables y llamativos

La especialista, ganadora del Premio Nacional al Mérito 2010 y de la medalla Lázaro Cárdenas del Río del IPN, señaló que la gente se interesa por productos agradables al paladar, por lo que es menester generar alimentos atractivos y saludables a la vez.
image

Importante, que los procesos tecnológicos ofrezcan al consumidor alimentos que sean saludables y llamativos

Los procesos tecnológicos, además de desarrollar alimentos buenos para la salud, están orientados a atraer al consumidor, resaltó la doctora Gloria Dávila Ortiz, quien explicó que lo primero que le llama la atención a la gente respecto de un alimento es que sea agradable a la vista, al olfato y su textura.

“Ante esto, la ciencia busca producir alimentos destinados al consumo humano libres de patógenos, sustancias tóxicas, agradable a los sentidos y que idealmente prevengan algunas enfermedades. Por esto es necesario tomar en cuenta la investigación en el área alimenticia que contribuya a mejorar la salud de la población”, indicó.

En México, la doctora Dávila Ortiz ha contribuido sobremanera al desarrollo de la docencia e investigación en materia alimenticia, pues participó en el establecimiento del Programa de Doctorado en Alimentos recientemente consolidado por el Conacyt a escala internacional, así como en la etapa inicial de los Programas de Posgrado en Desarrollo de Productos Bióticos, ambos del Instituto Politécnico Nacional, a la par de formar recursos humanos en esta área que han repercutido en diversos estados de México, publicó la Agencia ID el 29 de junio de 2011.

Por ejemplo, desarrolló una bebida a base de jugo de naranja y péptidos bioactivos contenidos en las proteínas con propiedades antihipertensivas. Su trabajo en favor de la docencia e investigación en materia alimenticia le valieron para ser ganadora del Premio Nacional al Mérito 2010, que otorgan cada dos años de manera conjunta el Conacyt y Coca-Cola, en el contexto del Premio Nacional en Ciencia y Tecnología de Alimentos (PNCTA).

“En fechas recientes diversas sustancias benéficas ya están implícitas en los alimentos y tienen un efecto de protección porque son compuestos bioactivos, por lo que es importante que los procesos tecnológicos ofrezcan al consumidor alimentos que sean sabrosos y llamativos”, explicó la especialista en alimentos.

Ganadora de la medalla Lázaro Cárdenas del Río, máxima presea que se le otorga a una académica del IPN, la doctora, quien realizó una estancia posdoctoral en la Universidad de California, confesó que le ha resultado apasionante la formación educativa, jóvenes que se interesen en la investigación de alimentos y en el rescate de tecnologías ancestrales que requieren de conducción científica, con el fin de que la gente acceda a mejor calidad de vida.