Nutrición

Lo que comes se refleja en tu estado de ánimo y en tu capacidad cognitiva

Haz notado que cuando consumes demasiada carne, grasa y harinas tiendes sentirte cansada/o. En cambio una dieta que incluya brócoli, coliflor, cacahuates e hígado nos mantiene alertas por más tiempo, esto se debe a que éstos últimos contienen nutrientes que estimulan la producción de acetilcolina un neuro trasmisor encargado de regular la actividad en áreas del cerebro relacionadas con la atención, la memoria y el aprendizaje. Señala un estudio realizado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT)
image

Lo que comes se refleja en tu estado de ánimo y en tu capacidad cognitiva

Por Alicia Yolanda Reyes

Por Alicia Yolanda Reyes

Expertos del MIT aseveran que el buen funcionamiento del cerebro depende de los nutrientes que reciba y que existen alimentos que inducen a la producción de neurotransmisores, que son los encargados de pasar la información de una neurona  a otra, lo cual, influye de manera positiva en nuestras capacidades cognitivas.

Por ejemplo los huevos fortalecen las neuronas que permiten la trasmisión de emociones, ideas o recuerdos. La yema del huevo es rica en fosfolípidos, especialmente fosfatidilcolina  o lecitina.

Existen otros alimentos que contienen antioxidantes que ayudan a reducir los efectos negativos de envejecimiento  al tiempo que previenen enfermedades como el alzheimer o la demencia senil, entre estos se encuentran las fresas y los arándanos, que incrementan la potencia de las señales enviadas por las neuronas.

Las fresas además tienen uso medicinal, son diuréticas y antirreumáticas. Se sabe que tres tazas diarias de te elaborado con hojas de las fresas ayudan a controlar el ácido úrico.

Las leguminosas  como el frijol, las lentejas, las habas y los garbanzos  ayudan a elevar la serotonina, conocida como la hormona de la felicidad, gracias a que son ricos en tripofáno.

Además tiene un efecto positivo  en el estado de ánimo, ayuda a eliminar la ansiedad e influye en otras áreas como el sueño, el apetito, el dolor y la presión arterial.

El aceite de oliva y el jamón ibérico contiene zinc  que es un  mineral que entre otras funciones ayuda a mejorar la rapidez mental.

Los lácteos y productos de origen animal como carnes rojas, pescados y  aves favorecen la producción de norepinefrina, un neurotransmisor que potencia el estado de alerta y nuestra capacidad de respuesta a estímulos además de que tiene un efecto vigorizante e incrementa la resistencia del organismo al estrés.

La coliflor, la carne, el hígado, el huevo y los cacahuates contienen nutrientes que estimulan la creación de acetilcolina , un neurotransmisor encargado de regular la actividad  en áreas del cerebro relacionadas con la atención, la memoria y el aprendizaje.

Los mejores alimentos para el cerebro son aquellos que contienen silicio, el cual se encuentra en la avena, cebada y salvado.

Iniciar el día con una tasa de avena, con un poco de leche, canela y poca azúcar. Una porción de fruta y un huevo es una buena manera de estar alertas y con muchas ganas de aprender y crear.