Nutrición

Los beneficios de la soya

La soya se ha consumido por más de cinco mil años y forma parte de la dieta asiática; pero el reconocimiento de sus múltiples beneficios es más reciente, cuando se pudo demostrar que disminuye los niveles de colesterol en la sangre; ayudan a controlar la diabetes, previenen el cáncer de mama, próstata, además de ser una gran aliada para los padecimientos del hígado y cardíacos, según lo demostraron investigaciones realizadas en varias universidades de la Unión americana y en México
image

Los beneficios de la soya

Por: Alicia Reyes

Por: Alicia Reyes

Estos estudios se suman a los realizados en Asia que por siglos han utilizado esta leguminosa, en diferentes presentaciones en la preparación de sus alimentos.

Gracias a la promoción realizada por la Asociación Americana de la Soya se ha logrado que esta leguminosa sea incluida en la dieta del mundo occidental.

Los estudios realizados en este producto nos señalan que contiene entre un 38 y 40 por ciento de proteína; 18 por ciento de grasa polinsaturadas; 15 por ciento de carbohidratos; 15 por ciento de fibras y 14 por ciento de humedad, Además por ser de origen vegetal no contiene colesterol, por lo que es una buena alternativa a los productos cárnicos, ricos en colesterol.

La soya contiene  la mayoría de los aminoácidos indispensables para el organismo, así como potasio, magnesio, hierro, fósforo,  calcio, magnesio y algunas vitaminas como la E y la B6.

Actualmente podemos encontrar en el mercado la soya en muchas presentaciones como; el germinado de soya, el frijol de soya, leches de soya y en comprimidos.

Al comprar la leche de soya es importante checar la etiqueta, ya que muchos productores le adicionan demasiada azúcar, lo que a la larga podría contribuir a el sobrepeso, o peor aun a que personas con problemas de diabetes se vean afectadas.

Siempre es bueno probar la leche de soya, además de checar las etiquetas, ya que hay algunas que tienen un sabor muy fuerte y no son recomendables por ejemplo para utilizarlas con café o té porque le modifican el sabor.

El germinado de soya se puede utilizar para la elaboración de platillos orientales como el chopsuey

y otros a base de verduras, pollo, carnes etc.

También se puede preparar con ajo y un poco de aceite de oliva, y dejarlo que se cueza al vapor sin adicionarle agua, ya que el germinado la contiene en grandes cantidades.

El frijol de soya es muy duro, por lo que se recomienda dejarlo remojando toda la noche, luego enjuagarlo, tirar el agua en que se remojo y ponerlo a cocer, de preferencia en la olla exprés.

Se ha demostrado que las isoflavonas que se encuentran presentes en los productos de soya desempeñan un papel importante en la prevención de algunos cánceres relacionados con las hormonas;  como el cáncer de mama, el de endometrio, y de próstata.

Existen en el mercado suplementos alimenticios como píldoras y pastillas  a base de soya, pero siempre será preferible consumir la soya lo más natural posibles es decir, frijol , germinado, leche etc.

La leche de soya también se vende en polvo, pero hay que recordar leer las etiquetas para checar la cantidad de azúcar que contienen.

EFECTOS SECUNDARIOS

La soya contiene purina, que consumida en grandes cantidades puede afectar a las personasque padecen de gota, por lo que en esos casos se recomienda consumirla  con moderación.

Algunas personas reportan sufrir de diarreas o estreñimiento al consumir soya en alguna de sus presentaciones y en grandes cantidades por lo que es importante checar cual es la cantidad adecuada para cada persona.

Así que ha disfrutar de la soya y sus beneficios, como el control de peso, sobre todo cuando la leche de soya sustituye a la leche entera de vaca.