Nutrición

Obesidad, mucho más que una enfermedad

El flagelo de la obesidad no es un problema sólo de Estados Unidos, datos recientes revelan que ésta se extiende por América Latina. Los datos de Argentina, Colombia, México, Paraguay, Perú y Uruguay en donde más de la mitad de su población tiene sobrepeso y más del 15 por ciento es obeso.
image

Obesidad, mucho más que una enfermedad

Las tasas de sobrepeso y obesidad están en aumento en América Latina. Los especialistas aseguran que es un problema complejo que demanda un abordaje intersectorial. Aunque se habla desde hace tiempo de la incidencia en los Estados Unidos, el sobrepeso y la obesidad son problemas que están creciendo en todo el continente americano y que tienen causas múltiples que demandan una acción desde diferentes ángulos.

La obesidad está documentada en los Estados Unidos, donde ya desde comienzos de los sesenta, casi la mitad de los americanos tenía exceso de peso y más del 13 por ciento era obeso. En la primera década del siglo XXI, el 64 por ciento de los adultos de los Estados Unidos tiene sobrepeso y el 30,5 por ciento es obeso.

Pero el flagelo se extiende por América Latina. Los datos de Argentina, Colombia, México, Paraguay, Perú y Uruguay muestran que más de la mitad de su población tiene sobrepeso y más del 15 por ciento es obeso.

Pero el problema va más allá: los datos entre los niños y niñas en la región no son para nada alentadores. Se ha duplicado el número de niños estadounidenses que tienen exceso de peso con respecto a hace 20 años. En Chile, México y Perú, la cifra es alarmante, ya que uno de cada cuatro niños, de 4 a 10 años de edad, tiene sobrepeso o es obeso.

Jon Andrus, director adjunto de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) aseguró durante el foro “Obesidad: Enfoques desde la Ciencia, Estilo de Vida y Políticas”, en Washington que se trata de “un tema complejo que se extiende a lo largo de la vida”.

Pero para el especialista la complejidad del sobrepeso y la obesidad como males modernos no necesariamente constituye un problema sin solución. Asegura que hay “oportunidades de enfrentar el problema en la duración de la vida, por ejemplo, desde el primer día: una madre que amamanta a su hijo tiene menos posibilidades de tener niños obesos y también tiene menos posibilidades de tener sobrepeso ella misma”.

Walmir Coutinho, profesor de endocrinología de la Universidad Católica de Río de Janeiro y coordinador del Consenso Latinoamericano sobre Obesidad, señala que las tasas de obesidad en la niñez aumentaron en un 66 por ciento en los Estados Unidos durante los últimos 20 años, pero en Brasil, por caso, aumentaron 240 por ciento durante el mismo período.

"La obesidad y el sobrepeso están aumentado más aceleradamente en América Latina que en América del Norte o en Europa", dice. "Están reemplazando al hambre y a la desnutrición como factores que inciden en la mortalidad".

¿Por qué es un problema tan grave? Los expertos coinciden en varias razones y rápidamente alertan que el problema no se debe solamente a la comida chatarra. Aseguran que, por lo general, los alimentos comercializados masivamente son cada vez más baratos, especialmente en las ciudades, y los alimentos frescos son cada vez más caros.

"En América Latina, quizás se pueda ir al campo y cortar frutas de los árboles, pero en los supermercados de la ciudad, las frutas y las hortalizas son caras", dice Enrique Jacoby, experto en obesidad de la OPS.

"En muchos países puede observarse el aumento en el consumo de aceites para freir, azúcar, bebidas azucaradas y cereales, principalmente arroz y pastas, mientras que el consumo de frutas, hortalizas y leguminosas está bajando. Depende mucho de la billetera de cada uno. Los pobres se ven obligados a comer alimentos menos saludables, debido a sus recursos limitados", dice Jacoby.