Nutrición

Obesidad que mata

México ocupa el primer lugar a nivel mundial con el mayor numero de menores besos y el segundo en adultos con la misma patología. Es decir 42.5 millones de adultos la padecen ; 4.5 millones de niños y 6 millones de adolescentes.
image

Obesidad que mata

Por Alicia Yolanda Reyes

Por Alicia Yolanda Reyes Alicia Yolanda Reyes

Marianita de tan solo 13 años acaba de ser detectada con diabetes tipo 2, una patología que anteriormente se consideraba de adultos mayores de cuarenta Años, además en la última revisión médica se reportó que sufre de hipertensión y niveles altos de colesterol.

La pequeña mide un metro cuarenta centímetros y pesa 80 kilos es la mayor de tres hermanitas que también sufren de obesidad: La madre pesa 100 kilos y a sus cuarenta años sufre serios problemas de salud.

A pesar de que la posición económica de esta familia es precaria tienen un consumo alto de productos industrializados y refrescos.

En los últimos 30 años  la población mexicana ha modificado de manera radical sus hábitos alimenticios, el ingreso al país de las trasnacionales y sus alimentos industrializados ha incidido en el sobrepeso de y la obesidad, señala el Dr. José Ocampo Chavarría, especialista en salud pública, quien fue responsable del programa de medicina preventiva de la Secretaria de Salud Jalisco.

Al tiempo que destaca que el sobrepeso y la obesidad son ya un problema de salud pública que pone en riesgo al país.

Los impuestos a refrescos y bebidas endulzadas, así como a los alimentos chatarra son tan solo una medida más para tratar de disminuir su consumo, en especial entre la población de menores recursos que son quienes muestran mayores índices de sobre peso y obesidad.

El problema de la obesidad y sobre peso no es solo estética, el sector salud debe erogar anualmente 50 mil millones de pesos en atención a enfermedades relacionadas con esta patología como la hipertensión, diversos cánceres y la diabetes melitus.

De acuerdo al sector salud se tiene detectado que en los últimos años la ingesta de  cereales, golosinas y refrescos con exceso de azúcar se ha incrementado en los menores en un 40% mientras que el consumo de frutas y verduras ha disminuido en más del 30%.

Por su parte la nutrióloga Carmen Román destaca que los primeros años en la vida de los seres humanos son fundamentales, ya que ahí se adquieren los hábitos alimenticios y hábitos de vida que perdurarán durante el resto de su vida.

Aseveró que actualmente los menores han dejado de ser alimentados como hace 30 o cuarenta años que se les incluía en su dieta cereales, lácteos, proteínas animales, verduras y frutas.

Los bebés hace cuatro décadas eran alimentados con pecho hasta el primer año de vida. A los seis meses se les empezaba a dar caldito de frijoles, tortillas, plátano y otros alimentos naturales.

Actualmente un alto porcentaje de menores consumen leche maternizada desde sus primeros días de vida, perdiendo de esta manera la posibilidad de recibir los anticuerpos que la leche materna les ofrece.

Además la leche maternizada es rica en grasas y azúcares, lo que influye en el sobrepeso desde temprana edad.

Un niño o niña gorditos no necesariamente son sanos, y en muchos casos empiezan a tener problemas de alergia, a causa de los alimentos industrializados.

Los famosos alimentos infantiles industrializados contienen azúcares, harinas y otros productos que les dan un sabor más o menos agradable, pero no son lo más recomendables para los bebés.

Una mala nutrición en menores de 0 a 12 años influye en su desarrollo y provoca un bajo rendimiento escolar.

A esto habrá que sumarle que las nuevas generaciones son cada vez más sedentarias.

Pese a que se ha exigido que en las tienditas escolares eviten la venta de productos chatarra, las trasnacionales se las han ingeniado para ofertar productos con menor peso, pero al final de cuentas son calorías vacías señala el doctor Ocampo Chavarría.