Nutrición

Paraguayos ocupan primer lugar de obesidad en la región

En Asunción y el Área Metropolitana 32 por ciento de los habitantes padece de obesidad. Mientras que 14 por ciento de los niños y adolescentes tiene sobrepeso, mientras que el 20 por ciento es obeso.
image

Paraguayos ocupan primer lugar de obesidad en la región

Especialistas del Ministerio de Salud de Paraguay realizaron un estudio según el cual 64, 5 por ciento de la población adulta tiene sobrepeso o es obesa, números que representan unos de los más altos en Latinoamérica.

Según el estudio en Asunción y el Área Metropolitana 32 por ciento de los habitantes padece de obesidad. En tanto que el 14 por ciento de los niños y adolescentes tiene sobrepeso, mientras que el 20 por ciento es obeso.

Este problema es atribuido a la mala alimentación, que con el tiempo se constituirá en causante de una serie de enfermedades crónicas entre ellas la hipertensión arterial, la diabetes, los accidentes cardiovasculares, entre otras afecciones.

Los nutricionistas recomiendan disminuir los alimentos altos en carbohidratos (harinas, azúcares, etcétera) y optar por una alimentación saludable.

El estudio afirma que las consecuencias de la obesidad son varias que van desde una muerte prematura (en los casos crónicos), u ocasionar condiciones no fatales, aunque sí limitantes, que pueden repercutir negativamente en la calidad de vida de la persona.

En los adultos, la obesidad es el principal factor determinante de enfermedades crónicas como las cardiovasculares, hipertensión arterial, diabetes tipo 2, y algunas formas de cáncer originadas en mamas, endometrio, próstata y colon.

Para el Ministerio de Salud paraguayo es preocupante la población de niños obesos y con sobrepeso y en tal sentido está en la búsqueda de políticas de prevención.

Se atribuye el sobrepeso en niños y adolescentes al consumo de la comida “chatarra”, golosinas y gaseosas. También es importante el sedentarismo y a las prolongadas horas que los niños pasan frente al televisor o la computadora, en lugar de jugar moviéndose.

Lo que se recomienda es cambiar el hábito alimenticio y reemplazar las comidas con bajo nutrientes por cereales, yogur, frutas, jugos, entre otros productos sustanciales.

Los adultos deben incluir dentro de sus actividades ejercicios físicos acompañados por un plan nutricional. La consigna no es privarse de alimentos, sino más bien consumirlos en pequeñas porciones sin pasar por alto las cinco comidas: desayuno abundante, media mañana, almuerzo, merienda y cena. El equilibrio en la alimentación es fundamental, sostienen los especialistas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que si usted o su familia no deciden cuidarse y prevenir lo que han catalogado como la epidemia del siglo 21, usted tendrá un lugar asegurado entre los 700 millones de obesos que estiman habrá en el mundo para 2015. Según el organismo, de mantenerse la tendencia actual en cinco años existirán aproximadamente 2 mil 300 millones de adultos con sobrepeso en el planeta.