Nutrición

Por qué incluir en su dieta diaria un vaso de leche

La Leche es considerada como el alimento más completo para el ser humano por sus características nutricionales. Contiene Proteínas de alto valor biológico, diversas vitaminas y minerales imprescindibles para la nutrición Humana y es la fuente por excelencia del calcio dietario. Por estas razones es un alimento insustituible en la alimentación de las personas.
image

Por qué incluir en su dieta diaria un vaso de leche

Su consumo muestra una estrecha relación con la prevención y tratamiento de diversas patologías metabólicas, como las denominadas Enfermedades Crónicas No Transmisibles-ECNT, como Obesidad, Hipertensión Arterial, Diabetes, Dislipemias, Síndrome Metabólico y Osteoporosis, así como algunas formas de cánceres como el de colon y el de mama.

La cantidad de proteínas, calcio, riboflavina, vitamina A, vitamina D y otros nutrientes por porción de leche o productos es alta.

Otro aspecto importante es la biodisponibilidad de estos nutrientes en los productos lácteos y la posibilidad de que una misma porción de alimento, la persona esté recibiendo varios nutrientes a la vez.

Un vaso de 240 ml de leche fluida de vaca aporta 23 por ciento de las recomendaciones dietéticas diarias de calcio para un adulto mayor; cifra similar a la encontrada en una tajada de queso blanco de 30 gramos o un vaso de yogurt.

Una porción de leche también es fuente de otros minerales, pues aporta el 12 por ciento de la recomendación establecida para el zinc y el 33 por ciento de la recomendación de fósforo. Con respectoa vitaminas, esta misma cantidad de alimento (240 ml) lo hace muy buena fuente de riboflavina (35 por ciento), vitamina B12 (48 por ciento) y vitamina A (20 por ciento) y fuente de vitamina D (15 por ciento).

Datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) revelan que Colombia es el cuarto país del mundo con mayor consumo de leche por año, al registrar un promedio de 126 litros por persona.

El organismo recomienda un consumo anual per cápita de 170 litros de leche, cuando hay países, como Indonesia, donde este índice es de solo 1,5 litros por habitante.

En el informe: La agricultura en el mundo: hacia 2015/2030 de la FAO destaca que la población mundial pasará de los seis mil millones de personas actuales a los ocho mil trescientos millones en 2030. La población crecerá al promedio anual del 1,1 por ciento hasta el 2030, un ritmo más lento de la media anual del 1,7 de los últimos 30 años

En el documento revelan que los modelos de consumo de alimentos se parecen cada vez más en todo el mundo y se orientan hacia alimentos de mejor calidad y más caros como, por ejemplo, carne y productos lácteos. El consumo de carne en los países en desarrollo ha pasado de los 10 kilos anuales por persona entre 1964-66 a los 26 kilos de 1996-97.

Se prevé que aumente hasta los 37 Kg. anuales por persona en el 2030. La leche y los productos lácteos han experimentado también un crecimiento rápido, pasando de los 28 Kg. anuales por persona en 1964-66 a los 45 kg. actuales y podrían alcanzar los 66 Kg. en el año 2030. La FAO prevé que el aumento del consumo de carne y productos lácteos sea menos acentuado que en el pasado.

Se espera que el número de personas hambrientas en los países en desarrollo baje de los 777 millones de nuestros días hasta unos 440 millones en el año 2030, según el estudio de la FAO. Esto significa que el objetivo de la Cumbre Mundial de la Alimentación de 1996, de reducir el número de personas hambrientas a la mitad de los niveles de los años 1990-92 (815 millones) no se alcanzará ni siquiera en el año 2030.

Frente a los índices de desnutrición en países como Nicaragua, donde aproximadamente un 27 por ciento de la niñez, en edad escolar presenta desnutrición crónica la FAO estableció el 1 de junio como el Día Mundial de la leche con el objetivo de incentivar el consumo de los lácteos en todo el mundo.

Con información de la FAO y de la OMS