Nutrición

Prevalencia de trastornos de la alimentación en adolescentes

La anorexia nerviosa y la bulimia son enfermedades devastadoras que han cobrado una gran dimensión mundial entre niños y jóvenes de todas las clases sociales. Según la Fundación Ellen West, en México, las autoridades de salud estiman que cerca de un millón de jóvenes podrían estar afectados por la bulimia y la anorexia e, incluso, que esta cifra puede superar dos o tres millones.
image

Prevalencia de trastornos de la alimentación en adolescentes

La anorexia nerviosa y la bulimia son enfermedades devastadoras que han cobrado gran
dimensión mundial entre niños y jóvenes de todas las clases sociales. Estos trastornos
son enfermedades psiquiátricas debilitantes que se distinguen por alteración persistente de los hábitos de alimentación y conductas del control de peso que causan complicaciones importantes en la salud. Según la Fundación para el Tratamiento de la Bulimia y la Anorexia, los casos se han quintuplicado en la década pasada y cada año aparecen 20 mil casos nuevos de anorexia.


Es muy importante identificar a tiempo a la población en riesgo de padecer algún trastorno alimentario, ya que conlleva complicaciones cardiovasculares, renales, digestivas, óseas, hematológicas y endocrinológicas.

Anorexia nerviosa

Anorexia nerviosa

La Clasificación Internacional de las Enfermedades (CIE 10) define a la anorexia nerviosa como un trastorno que se distingue por la pérdida deliberada de peso inducida o mantenida por el mismo enfermo, distinta a la anorexia nerviosa atípica, concepto que se usa cuando faltan una o más de las características principales de la anorexia nerviosa, como amenorrea o pérdida significativa de peso.

En la anorexia nerviosa existe un afán por bajar de peso. Los enfermos tienden a observar su pérdida como logro, más que como aflicción, por lo que su motivación al cambio es limitada. Generalmente tienen muy poca conciencia, y en muchos casos la familia tampoco reconoce los síntomas. La pérdida de peso resulta de una fuerte restricción de la ingestión de alimentos. Otras conductas son el ejercicio excesivo, el vómito inducido y el abuso de laxantes y diuréticos.

Para diagnosticar anorexia nerviosa deben existir los siguientes criterios, según la Asociación Americana de Psiquiatría:

• Negativa a mantener el peso corporal en un nivel mínimo esperado para la edad y talla. Intenso temor a subir de peso o engordar, a pesar de estar por debajo del esperado.
• Perturbación en la percepción de la imagen, tamaño o forma corporales; influencia excesiva de la autoevaluación y negación de la gravedad del bajo peso.
• Amenorrea en las mujeres posmenárquicas (mujer cuyos ciclos menstruales ocurren sólo después de la administración de hormonas).


Características psicológicas

Características psicológicas

Autoimagen distorsionada, baja autoestima, depresión, pensamientos obsesivos y tendencia al perfeccionismo, escasa comunicación con los demás, conductas auto
destructivas, dificultad para concentrarse, irritabilidad y obsesión por la comida.

 

Complicaciones médicas

Complicaciones médicas

A pesar de la emaciación, los pacientes niegan tener hambre, así como estar delgados o sentirse cansados; tienen un aspecto típico peculiar, caquéctico y prepuberal. Las manifestaciones físicas habituales son: lanugo, pelo seco y quebradizo, hipercarotinemia, intolerancia al frío y cianosis en las extremidades. La desnutrición proteicoenergética, con la consiguiente pérdida de masa corporal magra, se vincula con la reducción de masa ventricular izquierda y disfunción sistólica. Las complicaciones cardiovasculares consisten en: bradicardia, hipotensión ortostática y arritmias. Las complicaciones gastrointestinales son: retraso del vaciamiento gástrico, disminución de la motilidad del intestino delgado y estreñimiento. Las sensaciones de meteorismo y plenitud abdominal complican el proceso de realimentación.

La grasa corporal puede llegar a ser indetectable, aunque el tejido mamario a menudo se conserva. El aumento del tamaño de las glándulas parótidas y el edema pueden acompañarse de anemia, leucopenia, hipopotasemia e hipoalbuminemia. Las concentraciones basales de hormona leutinizante y foliculoestimulante son bajas, lo que explica la amenorrea. Las menstruaciones suelen reaparecer con la recuperación del peso.

Tratamiento

Tratamiento

Atención médica y psicoterapéutica, terapia familiar, grupal, o ambas, consulta ginecológica, psiquiátrica, endocrinológica y nutricia con profesionales especializados.

Bulimia nerviosa

Bulimia nerviosa

La bulimia nerviosa se distingue por episodios repetidos de ingestión elevada de alimentos y preocupación excesiva por el control del peso corporal, lo que origina adopción de medidas extremas para mitigar el aumento de peso. Como en la anorexia, también debe usarse el término de bulimia nerviosa atípica en los sujetos que carecen de una o más de las características principales de la bulimia, según la CIE 10. Se origina a partir de múltiples factores que incluyen trastornos emocionales y de la personalidad, presiones familiares, posible sensibilidad genética o biológica y vivir en una sociedad en la que hay una obsesión por la delgadez.

A diferencia de los pacientes con anorexia nerviosa, es típico que los que sufren bulimia nerviosa tengan un peso normal —aunque en ocasiones puede ser deficiente o excesivo—, dan gran importancia a la forma y tamaño del cuerpo y a menudo están frustrados por su incapacidad de lograr un peso inferior al normal.

Se ha observado que hay trastornos en los sistemas neuronales que participan en la modulación de la alimentación, el estado de ánimo y el control de impulsos, incluidos los neuropéptidos (vasopresina, oxitocina, CCK y leptina) y monoaminas (serotonina, dopamina y noradrenalina). Después de la recuperación, las concentraciones de serotonina siguen alteradas, lo cual tal vez contribuya a los problemas continuos con la alimentación. Las medidas tomadas ante los primeros signos tendrán mejores resultados; de ahí la necesidad de conocer sus etapas iniciales. A pesar de la eficacia de los tratamientos, cerca de 30% de los pacientes sufre recaídas, aproximadamente 20% cumple con el criterio diagnóstico completo y 50% alcanza la recuperación total después de cinco a diez años.

Características psicológicas

Características psicológicas

Estado de ánimo lábil, frustración, impulsividad, depresión mayor, distimia, trastornos de ansiedad y de personalidad, abuso de sustancias, conductas autolesivas y callosidades en el dorso de la mano (signo de Rusell).

A diferencia de los pacientes con anorexia nerviosa, los sujetos que padecen bulimia suelen avergonzarse de sus síntomas, lo que facilita su compromiso con el tratamiento.

Complicaciones médicas

Complicaciones médicas

Pancreatitis, crecimiento de parótidas, lesiones gastrointestinales, anemia, amenorrea, trastornos electrolíticos, cardiotoxicidad, arritmias, estreñimiento, diarrea con sangre, esófago de Barrett y otras complicaciones del vómito, como erosión del esmalte dental.

 

Tratamiento

Tratamiento

Reeducación y normalización de los hábitos alimentarios y sugerir hacer cuatro o cinco comidas al día.

 

Fuente: ISSSTE Rev Esp Méd Quir Volumen 18, Núm. 1, enero-marzo, 2013

Rev Esp Méd Quir Volumen 18, Núm. 1, enero-marzo, 2013