Nutrición

Refrescos dietéticos engordan y dañan su salud

Un estudio sostiene que estas bebidas pueden interferir en la respuesta normal del cuerpo para el azúcar, la desregulación de los niveles normales de azúcar en la sangre incluso con mayor efecto que la soda regular.
image

Refrescos dietéticos engordan y dañan su salud

Un estudio realizado por la Universidad Purdue de Indiana (oeste de Estados Unidos) indica que los endulzantes artificiales que contienen los refrescos dietéticos causan aumento de peso, síndrome metabólico, diabetes y enfermedades del corazón.

La investigación revela que los endulzantes pueden interferir con la respuesta normal del cuerpo a la sacarosa, lo que conlleva a una irregularidad de los niveles de azúcar en la sangre, incluso más que los refrescos regulares.

La autora de este estudio, Susan Swithers, explica que esto se debe a que la azúcar falsa engaña al cuerpo haciéndole pensar que está  tomando calorías asociadas con el sabor dulce y el organismo no sabe como procesarlas tras lo cual deja de liberar la hormona que controla el azúcar en la sangre y la tensión arterial.

Los consumidores de refresco, de acuerdo con la investigación, no siempre conocen todas las consecuencias de tomar refrescos de dieta. En ese contexto, Swithers destacó que “ aunque parezca sentido común pensar que los refrescos de dieta no son tan problemáticos como los refrescos regulares, el sentido común no siempre está bien”.

Un estudio similar publicado en el año 2012 encontró que beber un refresco de dieta cada día puede conducir a derrames cerebrales, enfermedades del corazón y, con frecuencia, se asocia con otros comportamientos poco saludables.

En 2010,  se encontró que entre las mujeres que bebían refrescos de dieta durante el embarazo había riesgo de parto prematuro.