Opinión

APHOTICARIO: El agua saludable

Después del oxígeno, el agua es el componente natural más importante para el desarrollo y mantenimiento de la vida.
image

APHOTICARIO: El agua saludable

El agua ocupa las tres cuartas partes del mundo y en el cuerpo humano ocupa un importante porcentaje, ya que un hombre adulto sano representa alrededor del 60% de su peso corporal, menos que en el cuerpo de un recién nacido que ocupa el 80%.

La distribución del agua en el cuerpo humano es de aproximadamente 2/3 partes de líquido intracelular, de los cuales un 25% es líquido plasmático y 1/3 es líquido extracelular.

Para mantener un buen estado de salud el volumen de los líquidos del organismo en estos niveles deben permanecer constantes y para ello el cuerpo dispone de varios mecanismos para regular el agua total del cuerpo, como la sed, la hormona antidiurética (ADH) y los riñones.

El agua tiene muchas propiedades fisiológicas en el organismo, lo que hace que este vital líquido sea imprescindible para mantener la vida y la salud integral, entre las principales están:
- Participa en la mayoría de las reacciones químicas del metabolismo: como son los procesos de digestión, respiración, absorción y excreción.
- Ayuda a eliminar toxinas del cuerpo.
- Es el medio ideal para transportar nutrimentos a todas las partes del cuerpo y recoger las sustancias de desecho de la actividad celular.
- Es un complemento de una dieta sana y equilibrada.
- Contribuye en el mantenimiento de la temperatura corporal del organismo, por medio de la generación de sudor lo mantiene fresco y libre de toxinas.  
- Forma parte de los fluidos corporales, como la sangre, la saliva, líquido sinovial, las lágrimas, los mocos, etc.
- Aumenta el volumen del contenido intestinal y ayuda a su eliminación.
- Regula los niveles de acidez del organismo.
- Participa en la reparación y crecimiento celular del organismo.
- Da más vitalidad, elasticidad, suavidad a la piel e hidratación por dentro, lo que hace que uno se vea mucho mejor.

Es un excelente complemento alimenticio para la mujer embarazada, los niños recién nacidos, los enfermos. Sobre todo aquella que no contiene calorías y es baja en sales.

Beber un litro y medio de agua al día como mínimo es lo recomendable por la Organización Mundial de la Salud para la hidratación del organismo y para la eliminación de toxinas mediante sudoración y orina, por lo tanto es importante garantizar la máxima calidad del agua que ingerimos.