Opinión

APHOTICARIO: La depresión en los niños

La medicación ayuda a los niños deprimidos, pero sólo aquellos cuyos síntomas son lo suficientemente graves como para justificar el tratamiento con antidepresivos, según sugiere un análisis clínico.
image

APHOTICARIO: La depresión en los niños

La medicación ayuda a los niños deprimidos, pero sólo aquellos cuyos síntomas son lo suficientemente graves como para justificar el tratamiento con antidepresivos, según sugiere un análisis clínico. El estudio es un análisis cuidadoso de los datos de 12 ensayos publicados y ensayos no publicados en los que los fármacos antidepresivos más recientes se han estudiado en niños con edades entre 6 y 18 años con profundas depresiones.

Había un gran problema con estos estudios: Un placebo (píldoras falsas) ayudó a casi la mitad de los niños deprimidos a mejorar. Los fármacos antidepresivos tuvieron un resultado un poco mejor, lo que resulta en una mejora sustancial para el 59% de los niños frente al 48% para el placebo. ¿Significa esto que los medicamentos no funcionan muy bien o se trata de otra cosa? Eso es lo que Jeffrey A. Bridge, del Nationwide Children's Hospital en Columbus, Ohio, y sus colegas trataron de averiguar. Los investigadores analizaron todos los datos recogidos en los distintos estudios. Encontraron que los niños matriculados en pruebas clínicas de múltiples centros eran mucho más propensos a responder al placebo que el resto de los niños en los ensayos. También encontraron que los niños en ensayos más largos tienen menos tendencia a depresión severa que los niños en períodos de prueba más cortos. Esto, indican, puede significar que los antidepresivos son los más útiles para niños con, al menos, depresión moderadamente grave.

Para los niños con depresión leve, los beneficios de los medicamentos no superan sus riesgos. "Si se confirman, estos resultados plantean dudas sobre los beneficios de los antidepresivos en el tratamiento de pacientes pediátricos con depresión," Bridge y sus colegas concluyen.

Los médicos que tratan a los niños para la depresión deben prestar atención especial a este hallazgo. El estudio subraya la importancia de una cuidadosa y extensa evaluación antes de iniciar la medicación para asegurarse de que la depresión es de suficiente gravedad como para justificar tratamiento con medicamentos. El estudio hace otro punto importante: “el gran efecto placebo observado en los estudios no significa que no exista la depresión infantil ni que estos niños no necesitan tratamiento”. Los especialistas sugieren que los niños con depresión leve obtienen mayores beneficios de la psicoterapia especializada que de los antidepresivos.