Salud reproductiva

Cirujano plástico: Prótesis PIP no afectan proceso de lactancia materna

En Venezuela el gremio de cirujanos estima que entre 2005 y 20120 se vendieron cerca de 62 mil 500 las prótesis de marca francesa Poly Implant Prothèses (PIP).
image

Cirujano plástico: Prótesis PIP no afectan proceso de lactancia materna

Las mujeres con implantes fabricados por la compañía francesa Poly Implant Prothèses pueden amamantar de forma segura ya que dichas prótesis no afectan el proceso de lactancia, aseguró el cirujano plástico venezolano Jaime Chacón.

"Las pacientes con cualquier implante pueden salir embarazadas, ellos (prótesis) no interfieren con la lactancia materna. En el caso de las PIP, si una mujer sale embarazada y el implante está en buenas condiciones, puede continuar su embarazo sin ningún problema", indicó, según la Agencia Venezolana de Noticias.

Por otro lado, reiteró que estos implantes no dan cáncer en las mamas. "Se han hecho estudios muy profundos que determinaron que estas prótesis no producen daños citotóxicos sino tóxicos, lo que quiere decir, que no producen daño en los tejidos ni en el ADN".

El comunicado emitido por la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica informa que "La Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria de Productos para la Salud (Afssaps) luego de realizar múltiples análisis fisicoquímicos y de tolerancia biológica, detectó variaciones en los siguientes parámetros: se demostró un nivel de rotura elevado por déficit de elasticidad y además el gel podía conducir a reacciones inflamatorias".

Recomendó a las pacientes acudir al médico tratante para que le indique el estudio que le corresponde y así determinar el estado de las prótesis, en el caso de que estén en buenas condiciones se deja el implante bajo vigilancia radiológica y en caso contrario se extrae.

El riesgo de una paciente que sufre ruptura de prótesis es aumento de la mama, dolor, irritabilidad, entre otros síntomas. "Una vez que se detecta que el implante está roto se le indica que debe retirarse el mismo".

Las prótesis mamarias Pip (Poly Implant Prothese) presentaron fallas y hace meses se verificó que un fabricante francés utilizó silicona inudstrial y no para fines medicinales sino con aditivos carburantes, que es usada en la industria del caucho o en la construcción de barcos.

En Venezuela, por ejemplo, el gremio de cirujanos plásticos asegura que suman cerca de 62 mil 500 las prótesis de ese tipo vendidas entre 2005 y 2010.