Salud reproductiva

Con problemas de infertilidad 18 millones de mexicanos

Alta cifra de los afectados requiere un tratamiento complejo, según los expertos. Mito, que las mujeres sean más propensas a presentarlo, pues está demostrado que 50 por ciento de las causas radican en el hombre.
image

Con problemas de infertilidad 18 millones de mexicanos

Alrededor de 18 millones de mexicanos –equivalente al 15 por ciento de la población total– sufren algún problema de infertilidad y de ellos 30 por ciento (unos 5 millones y medio) requiere un tratamiento de alta complejidad, aseguraron especialistas en biología de la reproducción.

Mario Cristo Aguirre, del Instituto Especializado en Infertilidad y Medicina Reproductiva (Insemer), aseguró que es un mito que las mujeres sean más propensas a presentar problemas de fertilidad, pues está demostrado que 50 por ciento de las causas de infertilidad radican en el hombre.

En el caso de las mujeres, las causas más frecuentes son problemas de ovulación, síndrome de ovarios poliquísticos, obesidad, endometriosis, defectos anatómicos y factores endocrinológicos, mientras en los varones son alteraciones en el semen (menor volumen, cantidad o movilidad y cambios en la morfología), enfermedades testiculares e hipofisiarias, impotencia y defectos en el transporte de los espermatozoides por cirugía o traumatismo.

El médico precisó que se puede hablar de un problema de fertilidad cuando una pareja tiene relaciones sexuales sin emplear métodos anticonceptivos por espacio de un año sin que derive en un embarazo.

Las alternativas de reproducción asistida van del coito programado y la inseminación intrauterina (denominados tratamientos de baja complejidad) hasta la fecundación in vitro y la microinyección espermática, también conocidas como tratamientos de alta complejidad y que se emplean en más del 80 por ciento de los casos.

in vitro

Cristo Aguirre explicó que hay mayores probabilidades de éxito en la fecundación si se recurre a la donación de óvulos, toda vez que tres de cada cuatro parejas (75 por ciento) logra el embarazo en el primer intento, mientras una de cada dos (50 por ciento) lo hace con óvulos propios.

Durante la conferencia se dio a conocer que de acuerdo con datos oficiales sólo 15 mil parejas llevan a cabo un tratamiento especializado, de los cuales 10 mil se efectúan (dos de cada tres) en instituciones privadas.

Capacidad ovulatoria

Al cumplir 35 años de edad la capacidad ovulatoria de la mujer se reduce en 50 por ciento, pues los óvulos no se dividen bien y pueden ocurrir problemas genéticos, alertó César Sosa, director administrativo del Insemer.

Issa Larios, sicóloga especialista en el acompañamiento emocional a parejas con problemas de fertilidad, indicó que el impacto sicológico de la dificultad para concebir se relaciona con la asociación cultural entre fertilidad y feminidad y la de fecundidad y masculinidad.

En casos de infertilidad, dijo, la mujer es la destinataria de la presión y la portavoz de la pareja, con toda la carga emocional que ello implica.

Sobre las razones por las que cada vez es más común que haya padres primerizos a una edad madura, los especialistas destacaron el cambio en el esquema de prioridades de la mujer, lo cual se relaciona con el aumento en el nivel de escolaridad.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía refieren que la tasa de natalidad ha caído cuatro por ciento en los 20 años pasados, mientras la edad promedio en que se concibe el primer bebé actualmente es de los 32 a los 33 años.

Durante la conferencia se dio a conocer que de acuerdo con datos oficiales sólo 15 mil parejas llevan a cabo un tratamiento especializado, de los cuales 10 mil se efectúan (dos de cada tres) en instituciones privadas.

Capacidad ovulatoria

Al cumplir 35 años de edad la capacidad ovulatoria de la mujer se reduce en 50 por ciento, pues los óvulos no se dividen bien y pueden ocurrir problemas genéticos, alertó César Sosa, director administrativo del Insemer.

Issa Larios, sicóloga especialista en el acompañamiento emocional a parejas con problemas de fertilidad, indicó que el impacto sicológico de la dificultad para concebir se relaciona con la asociación cultural entre fertilidad y feminidad y la de fecundidad y masculinidad.

En casos de infertilidad, dijo, la mujer es la destinataria de la presión y la portavoz de la pareja, con toda la carga emocional que ello implica.

Sobre las razones por las que cada vez es más común que haya padres primerizos a una edad madura, los especialistas destacaron el cambio en el esquema de prioridades de la mujer, lo cual se relaciona con el aumento en el nivel de escolaridad.

Datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía refieren que la tasa de natalidad ha caído cuatro por ciento en los 20 años pasados, mientras la edad promedio en que se concibe el primer bebé actualmente es de los 32 a los 33 años.