Salud reproductiva

Conforme pasa el tiempo, los implantes de mama de silicón pueden traer complicaciones

“Cuanto más tiempo se tenga el implante, más probable es que se sufran complicaciones”, dijo Jeff Shuren, director de Centro para Dispositivos Médicos y Salud Radiológica de la FDA, luego de que se registró que las mujeres debían ser operadas de nuevo debido a problemas de salud.
image

Conforme pasa el tiempo, los implantes de mama de silicón pueden traer complicaciones

Washington. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos advirtió que aunque los implantes de mama de silicona siguen siendo seguros, éstos no deben ser usados por mucho tiempo, porque puede traer complicaciones a la salud de las mujeres.

Quienes han recibido implantes de ese tipo son propensas a necesitar una cirugía adicional dentro de 10 años para hacer frente a secuelas, como la rotura del dispositivo, señaló el organismo el 22 de junio de 2011.

La FDA trabajará para revisar las etiquetas de seguridad de los implantes mamarios de silicona después de revisar los datos de varios estudios a largo plazo, que también mostraron que los productos tenían un pequeño vínculo con una rara forma de cáncer, informó Reuters.

El organismo dijo que los estudios en general confirmaron su decisión de que los implantes se pueden utilizar con seguridad, pero destacó que las conclusiones podrían ser limitadas, debido a que algunas mujeres los abandonaron.

“El punto clave es que los implantes de mama no son dispositivos de por vida”, dijo Jeff Shuren, director de Centro para Dispositivos Médicos y Salud Radiológica de la FDA. “Cuanto más tiempo se tenga el implante, más probable es que se sufran complicaciones”.

Hubo casi 400 mil procedimientos de ampliación o de reconstrucción de mama en Estados Unidos en 2010, según la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos. Eso incluye implantes de silicona y de solución salina.

Hasta un 70 por ciento de todas las mujeres sometidas a cirugía debido a enfermedad o trauma y hasta 40 por ciento de las que recibieron un proceso de ampliación con siliconas necesitaron otra operación en los 10 años siguientes, mostraron los estudios posteriores a la aprobación.

La FDA aprobó implantes de mama rellenos con gel de silicona comercializados por Allergan y la unidad de Johnson & Johnson Mentor en 2006.

La entidad había prohibido los implantes de siliconas a la mayoría de las mujeres estadounidenses en 1992, después que algunas se quejaron de que los dispositivos goteaban y les producían enfermedades crónicas.