Salud reproductiva

Crece la cifra de embarazos en niñas y adolescentes

El director ejecutivo del Fondo de Población de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Babatunde Osotimehin, informó que cerca de 16 millones de niñas dan a luz anualmente y las complicaciones en el embarazo o el parto son la principal causa de muerte dentro de este sector de la población.
image

Crece la cifra de embarazos en niñas y adolescentes

Cerca de 16 millones de niñas dan a luz anualmente y las complicaciones en el embarazo o el parto son la principal causa de muerte dentro de este sector de la población, alertó la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El director ejecutivo del Fondo de Población de la ONU, Babatunde Osotimehin, precisó que este fenómeno ocurre en las adolescentes de entre 15 y 19 años de edad y, de manera significativa, en los países en desarrollo donde se concentran 500 millones de los 600 millones de niñas existentes en el planeta.

Según los datos de la ONU, en esa región las pequeñas dan a luz antes de los 18 años y muchas veces sin llegar a cumplir los 15 años.

En un mensaje difundido por el Día Mundial de la Población, que se celebra el 11 de julio, dedicado este año al problema del embarazo en las adolescentes, el funcionario advirtió sobre el peligro de ese fenómeno para los derechos, la salud, la educación y el futuro de las menores.

“No se trata solo de una cuestión de salud sino de desarrollo, arraigada en la pobreza, la desigualdad basada en el género, la violencia, los matrimonios forzados de niñas y el fracaso de los sistemas e instituciones para proteger sus derechos”, afirmó.

En este sentido, Osotimehin pidió el compromiso de los Estados, las comunidades y los individuos para invertir en las niñas adolescentes.

También instó a la aprobación y aplicación de leyes nacionales que aumenten la edad para casarse hasta los 18 años, respalden los derechos de las pequeñas y prevengan el matrimonio infantil y sus consecuencias, reseñó Prensa Latina.

Al mismo tiempo, destacó la necesidad de una educación integral sobre la sexualidad y de servicios de salud reproductiva de buena calidad para que ese sector de la población pueda tomar decisiones informadas y vivir de forma saludable.

"La base de todos estos esfuerzos está en la comprensión de que la dignidad y los derechos humanos de las niñas adolescentes deben respetarse, protegerse y cumplirse", enfatizó.