Salud reproductiva

Descubren la primera cepa de la bacteria causante de la gonorrea, resistente a cualquier antibiótico

Un equipo internacional de investigadores ha descubierto una cepa de la gonorrea resistente a los antibióticos actualmente disponibles. Esta nueva cepa es capaz de transformar una infección común y fácilmente tratable, en una amenaza para la salud pública.
image

Descubren la primera cepa de la bacteria causante de la gonorrea, resistente a cualquier antibiótico

Los detalles del descubrimiento realizado por los doctores Magnus Unemo, Makoto Ohnishi y sus colegas, se presentará en la 19 ª Conferencia de la Sociedad Internacional de Investigación de Enfermedades de Transmisión Sexual (ISSTDR, por sus siglas en inglés) que se realiza 10 al 13 julio en Quebec, Canadá.

El equipo de investigadores logró identificar una variante hasta ahora desconocida de la bacteria que causa la gonorrea, la Neisseria gonorrhoeae. El análisis de esta nueva cepa, llamada H041, permitió a los investigadores identificar las mutaciones genéticas responsables de la resistencia extrema de la bacteria a los antibióticos de la clase de las cefalosporinas ––el último tipo de drogas que seguía siendo eficaz en el tratamiento de la gonorrea.

Neisseria gonorrhoeae

“Esto es algo alarmante y al mismo tiempo un descubrimiento predecible”, señaló Unemo del Laboratorio de Referencia de Suecia para Neisseria patógenas. “Dado que los antibióticos se convirtieron en el tratamiento estándar para la gonorrea desde la década de 1940, esta bacteria ha demostrado una notable capacidad para desarrollar mecanismos de resistencia a todos los fármacos introducidos para su control”.

Neisseria

“Aunque todavía es demasiado pronto para evaluar si esta nueva cepa se ha extendido, la historia de la resistencia a la bacteria emergente sugiere que puede propagarse rápidamente, a menos que se desarrollen nuevos medicamentos y programas de tratamiento eficaces”, continuó el doctor Unemo.

La gonorrea es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes en el mundo. Sólo en los Estados Unidos, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), se estima en 700 mil al año el número de casos.

La gonorrea es asintomática en el 50 por ciento de las mujeres infectadas, y en cerca de 5.2 por ciento de los hombres. Cuando es sintomática, se caracteriza por una sensación de ardor al orinar y por la secreción de pus de los genitales. Si no se trata, la gonorrea puede causar complicaciones de salud graves e irreversibles en las mujeres y los hombres.

En las mujeres, la infección puede causar dolor pélvico crónico y embarazo ectópico. Puede conducir a la infertilidad, no solo en las mujeres, sino también en los hombres, y aumenta el riesgo de transmisión del VIH. En el 3-4 por ciento de los casos, las infecciones no tratadas se extienden a la piel, la sangre, las articulaciones, o incluso el corazón, y puede causar lesiones potencialmente mortales. Los bebés nacidos de madres infectadas, tienen un alto riesgo de desarrollar graves infecciones en la sangre y las las articulaciones, y el paso por el canal del parto de una madre infectada, puede causar ceguera en el bebé, concluyó el experto.