Salud reproductiva

Dos millones de latinoamericanos podrán recibir tratamiento para VIH en 2015

América Latina podría tener unos dos millones de personas en tratamiento antirretroviral para 2015 si aplica con efectividad la nueva guía del VIH 2013 de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
image

Dos millones de latinoamericanos podrán recibir tratamiento para VIH en 2015

América Latina podría tener unos dos millones de personas en tratamiento antirretroviral para 2015 si aplica con efectividad la nueva guía del VIH 2013 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), declaro a la agencia de noticias Efe el director de la oficina para América Latina y el Caribe de Onusida, César Núñez indicó que actualmente hay unos 800.000 latinoamericanos, de un total de 9,7 millones en todo el mundo, con acceso a la terapia antirretroviral, cifra que, según él, aumentaría notablemente de intensificarse el uso del tratamiento.

César Núñez ha participado en Panamá junto a otros expertos de la OMS y de Onusida en el lanzamiento en América Latina de la iniciativa “Tratamiento 2015″, que busca llegar a 15 millones de personas en tratamiento antirretroviral dentro de dos años.

En términos generales, la nueva guía permite con mayor celeridad la entrega de tratamiento a las personas infectadas, invitando a los países a que inicien sus programas de atención antirretroviral con un recuento de (linfocitos) CD4 500, dejando a un lado los programas de hace tres años que comenzaban a partir de un recuento de CD4 350.

El experto reconoció que la meta propuesta es un “gran desafío”, principalmente para los países con pocos recursos, pero dijo estar convencido de que el nuevo planteamiento no solo reducirá  el número de muertes sino que también permitirá tener una vida productiva a los jóvenes que se contagien o a los que nacieron con el virus.

En esa línea, señaló que los países tendrán que destinar un 10 % más de lo que actualmente aportan para poner en “acción efectiva” el nuevo tratamiento propuesto.

Si América Latina, como se prevé, “sigue mostrando crecimiento económico, podría destinar parte de ese crecimiento a los retos que presenta el área de la salud”, agregó.

Precisó que más que un gasto, ese 10 % tendría que verse como una inversión, ya que les permitirá a los países disminuir en costos de hospitales, así como en la aparición de “infecciones oportunistas” y en costes laborales por los días perdidos por enfermedad.

Fuente: Efe Salud