Salud reproductiva

La salud bucal de la madre influye en las enfermedades del bebé

Padecer caries u otro problemas dentales durante el embarazo influye en los partos prematuros, y como consecuencia una serie de patologías del recién nacido.
image

La salud bucal de la madre influye en las enfermedades del bebé

Por: Alicia Yolanda Reyes

Por Alicia Yolanda Reyes

 

Padecer caries u otro problemas dentales durante el embarazo influye en los partos prematuros, y como consecuencia una serie de patologías del recién nacido, según concluyó la Maestra Martha Fuentes Lerma, catedrática de la Universidad de Guadalajara.

La enfermedad periodontal ataca las encías. Estos problemas se dividen en leves como la gingivitis, que consiste en enrojecimiento, que puede provocar leves sangrados .

Los más graves presentan además del sangrado un incremento de las bacterias dentro de la cavidad oral y los tejidos que soportan la dentadura, lo cual provoca varias enfermedades graves que se trasmiten por medio de la sangre, señala la especialista.

Fuentes Lerma quién es odontopediatra señala que tras observar que muchas madres  perdían a sus bebés antes de nacer, o los pocos meses, empezó a revisarlas y detectó que la mayoría tenían enfermedad periodontal.

Si bien la investigación está todavía en una fase temprana, ha demostrado que por lo menos el  5.2 por ciento de las madres que tuvieron abortos, o partos prematuros padecían de esta patología.

Se ha logrado demostrar que las bacterias viajan a través del cordón umbilical formando liposacáridos .

Existe además una sustancia que se conoce como citonina, que altera todo este procedimiento de inflamación, y que no son detenidos por el sistema inmune  de la madre, sino que viajan a través del cordón umbilical y se instalan en la placenta, la estimula y produce un parto prematuro.

Para tener una mayor certeza de que son los problemas bucales y no otras enfermedades lo que causan el parto prematuro, se excluyeron de la investigación  a aquellas mujeres con problemas de alcoholismo, tabaquismo, y drogadicción.

La muestra incluyó a mujeres de distintas edades, etnias y nivel educativo, para que fuera más confiable.

Otro de los criterios es que el parto se haya producido antes de la semana 37 de gestación y que el peso del producto sea menor a 2.5 kilos.

Los bebés productos de partos prematuros tienen una mayor posibilidad de desarrollar infecciones y  bronquitis

Otro de los problemas que presentan los bebés nacidos antes de la semana 37 son ceguera, retraso mental, deficiencias auditivas e inmadurez de otros sistemas.

Solo el 10 por ciento de los bebés nacidos antes de la semana 37 se recuperan por completo, el otro 90 por ciento quedan con secuelas.

Todo lo anterior podría prevenirse si se atiende la higiene bucal, de preferencia antes del embarazo, si no es posible puede hacerse ya estando gestando.

Es un mito que una mujer embarazada no debe acudir al odontólogo, por los riesgos que podía suponer la utilización de pequeñas dosis de anestesia. Siendo que este es un riesgo menor en relación a la enfermedad oral, que pone en riesgo la vida del bebé por nacer