Salud reproductiva

La vacunación contra la influenza durante el embarazo protege al recién nacido

Los bebés nacidos de madres que recibieron la vacuna contra la influenza durante el embarazo tienen casi el 50 por ciento menos probabilidades de ser hospitalizados por la gripe, que los bebés nacidos de madres que no recibieron la vacuna en esa etapa, según un estudio conjunto realizado por investigadores de Wake Forest Baptist Medical Center y sus colegas.
image

La vacunación contra la influenza durante el embarazo protege al recién nacido

El Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) recomienda la vacunación antigripal para cualquier persona mayor de 6 meses de edad, pero sobre todo destaca a los grupos objetivo, incluidas las mujeres embarazadas, que tienen un mayor riesgo de complicaciones relacionadas con influenza.

“Se recomienda que todas las mujeres embarazadas reciban la vacuna contra la influenza durante el embarazo debido a que es sabido que las mujeres embarazadas tienen mayor morbilidad y mortalidad durante el embarazo y el puerperio inmediato si contraen la gripe”, dijo Katherine A. Poehling, profesora asociada de pediatría y autora principal del estudio. “También sabemos que las madres pasan anticuerpos a través de la placenta al bebé. Este estudio nos mostró que la recepción de la vacuna contra la influenza durante el embarazo no sólo protege a la madre, sino que también protege al bebé en los primeros meses de vida”.

El estudio, que es el primero basado en la población, cuyos datos están confirmados por el laboratorio para demostrar este beneficio, aparece en la edición de junio de la revista American Journal of Obstetrics & Gynecology.

American Journal of Obstetrics & Gynecology.

Los bebés menores de 6 meses de edad tienen las tasas más altas de hospitalización contra la gripe entre los niños, explicó Poehling, sin embargo, la vacuna contra la gripe no está autorizada en los niños de esa edad. Así Poehling y sus colegas intentaron determinar si recibir la vacuna durante el embarazo podría ofrecer cierta protección para el recién nacido.

Los investigadores analizaron datos recopilados por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades financiado por la Red de Vigilancia de Nueva Vacuna a lo largo de siete temporadas de gripe entre 2002 y 2009, antes de la pandemia de H1N1. Los datos incluyen información sobre mil 510 bebés que habían sido hospitalizados con fiebre, síntomas respiratorios, dentro de los primeros seis meses de vida y se habían sometido a pruebas de laboratorio de infección por influenza.

Los investigadores descubrieron que los bebés nacidos de madres que recibieron la vacuna contra la influenza durante el embarazo tenían entre 45 y 48 por ciento menos probabilidades de ser hospitalizados con influenza confirmada por laboratorio.

“Hallazgos similares han sido publicados en otros estudios, pero han sido publicados en revistas generales o revistas sobre pediatría y enfermedades infecciosas”, dijo Poehling. “Cuando la información se publica realmente hace una diferencia, ya que los pediatras deben saber acerca de ella, pero es aún más importante que los médicos el cuidado de mujeres embarazadas -obstetras y ginecólogos - Los pediatras han vacunado a los niños durante mucho tiempo, pero las recomendaciones de vacunación para los ginecólogos / obstetras han cambiado en la última década, por lo que todo el mundo debe aprender y ajustarse a las nuevas recomendaciones. Esta es una actividad relativamente nueva entre los obstetras y ginecólogos”.