Salud reproductiva

Presencia anormal de la prolactina alerta sobre el riesgo de sufrir preeclampsia

El IMSS realizó un estudio que detectó que la presencia de niveles elevados de prolactina en la orina durante los primeros meses del embarazo podría ser un marcador confiable de que se está alterando la formación de nuevos vasos sanguíneos, lo que se traduce en un súbito aumento de la presión arterial.
image

Presencia anormal de la prolactina alerta sobre el riesgo de sufrir preeclampsia

Una investigación realizada en el Hospital de Gineco Obstetricia (HGO) número 4 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) podría convertirse en la clave para detectar a tiempo el riesgo de preeclampsia, principal causa de muerte materna en México.

Este problema de salud, que se manifiesta con una elevación súbita de la presión sanguínea desde las 20 semanas de gestación, afecta a 8 por ciento de las embarazadas y es más frecuente entre adolescentes y mujeres mayores de 35 años, explicó el doctor Juan Fernando Romero Arauz, jefe del Servicio de Complicaciones Hipertensivas del Embarazo de HGO número 4.

Aunque se desconoce su causa, algunos estudios la relacionan con una placenta mal formada, de ahí que cuando la paciente está grave, no hay más opción que interrumpir el embarazo, ya que la vida de la futura madre está en grave riesgo. Desafortunadamente, al día de hoy no existe una estrategia preventiva que evite este trastorno, difundió el instituto en un comunicado del 12 de agosto de 2011.

Pero ahora, gracias a un descubrimiento realizado en el IMSS, la preeclampsia podría ser identificada en las primeras semanas de gestación, si se detecta en la orina de la futura madre la presencia anormal de una hormona, la prolactina.

El doctor en Ciencias Médicas, Alfredo Leaños Miranda, investigador Titular B adscrito a la Unidad de Investigación de Medicina Reproductiva del HGO número 4, expresó que la prolactina es una hormona importante para que la madre inicie la producción de leche.

Asimismo, continuó, participa en la angiogénesis, la formación de nuevas arterias y venas, tanto en la placenta como en el feto, proceso que resulta crucial durante la gestación.

Nuestra investigación, explicó el doctor Leaños Miranda, detectó que la presencia de niveles elevados de prolactina en la orina, durante los primeros meses del embarazo podría ser un marcador confiable de que se está alterando, precisamente, la formación de nuevos vasos sanguíneos, lo que se traduce en un súbito aumento de la presión arterial.

El doctor Romero Arauz explicó que algunos de los síntomas que caracterizan esta enfermedad son dolor de cabeza, visión borrosa, náusea, zumbido de oídos, aumento de peso y dolor en la boca del estómago.

El especialista del Seguro Social detalló que en la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) HGO número 4, el servicio de preeclampsias cuenta con 42 camas y mensualmente se atiende, aproximadamente, a unas 65 derechohabientes con este padecimiento, 40 de ellas con el mal severo.

Hasta el momento, 260 derechohabientes, con aproximadamente 12 semanas de embarazo, han participado en el estudio de seguimiento dirigido por el investigador del Seguro Social.

El equipo, conducido por el doctor Leaños Miranda, del que en su momento también formó  parte el doctor Romero Arauz, lleva más de siete años de estudio en una investigación que es pionera a escala mundial.

El reporte del hallazgo en el IMSS sobre el papel que juega la prolactina en la preclampsia fue publicado en 2008 en la revista Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism.

Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism

Además, ha recibido dos premios nacionales importantes, uno en 2010 por la Academia Nacional de Medicina, y este año, el XXII Premio GEN de investigación sobre defectos de nacimiento, otorgado por la asociación civil Grupo de Estudios para el Nacimiento (GEN).

La clave del éxito para evitar muertes maternas o complicaciones en el bebé por preclampsia, subrayó finalmente el doctor Romero Arauz, es el control prenatal cuidadoso. Que la paciente, en el momento en que se sepa embarazada, acuda a la brevedad con su médico tratante para que todo el proceso transcurra bajo vigilancia especializada.