Salud reproductiva

Vacuna contra VPH no aumenta riesgo de coágulos sanguíneos

Esta vacuna está diseñada para evitar la transmisión de VPH, una de las enfermedades de transmisión sexual más contagiosas. Algunos tipos de VPH pueden causar cáncer cervical, del cerebro, del cuello y del ano.
image

Vacuna contra VPH no aumenta riesgo de coágulos sanguíneos

La vacuna contra cuatro tipos de virus de papiloma humano, que pueden provocar cáncer de cuello de útero, no aumenta el riesgo de formación de coágulos sanguíneos, afirman investigadores.

Esas son las conclusiones de un estudio divulgado en el Journal of the American Medical Association (JAMA) y llevado a cabo con 500 mil niñas y mujeres con edades entre 10 y 44 años que fueron vacunadas contra el virus de papiloma humano (VPH) entre 2006 y 2013 en Dinamarca.

Investigadores daneses, que trabajaron a partir de estadísticas nacionales, constataron que estas pacientes no habían desarrollado trombosis venosa (o flebitis) hasta 42 días después de recibir la vacuna, el período considerado como más riesgoso.

En la muestra de 500 mil pacientes, hubo 4.375 casos de aparición de coágulos sanguíneos durante este período de 42 días entre las pacientes que habían sido vacunadas.

Cuando los investigadores afinaron sus resultados tomando en cuenta el hecho de que entre ellas había mujeres que tomaban la píldora, fármaco que aumenta el riesgo de coágulos, no encontraron ninguna correlación entre la flebitis y la vacuna.

“Nuestros resultados que han considerado la toma de anticonceptivos orales no arrojan evidencia de un aumento del riesgo de trombosis venosa después de la inyección de la vacuna tetravalente contra el VPH”, afirmaron los investigadores.

El estudio señala que dos estudios anteriores habían mencionado una relación entre la vacuna tetravalente Gardasil, fabricada por los laboratorios Merck, y un mayor riesgo de coágulos sanguíneos.

En 2009, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos afirmaron que las pacientes habían constatado un aumento en el número de coágulos de sangre después de esta vacuna.

Sin embargo, en un comunicado posterior, los CDC dijeron que el 90 % de estas mujeres “presentaban un riesgo conocido de formación de coágulos como (el de) la píldora anticonceptiva”.












Las autoridades sanitarias estadounidenses recomiendan que niños y niñas sean vacunados antes de iniciar su vida sexual.

Esta vacuna está diseñada para evitar la transmisión de VPH, una de las enfermedades de transmisión sexual más contagiosas. Algunos tipos de VPH pueden causar cáncer cervical, del cerebro, del cuello y del ano.