Slider

Aprende aquí las claves para engañar a tu estómago

El experimento se basó en el hecho de hacer pensar a las personas que comieron más siendo esto una mentira. Las otras personas quienes pensaron que habían comido menos, se observaban más hambrientos que los anteriores.