WWW.CIENCIASALUD.COM.MX

ciencia y salud, noticias de medicina, bienestar y salud

carne
Ciencia Colaboradores Comunicados Enfermedades Nutrición Prevención de Enfermedades

Consumir Carne Roja y Carnes Procesadas o Embutidos Incrementa El Riesgo de Cáncer

Señala Diego Fernando Gómez Guerrero Maestro en Nutrición Oncológica

Por Alicia Yolanda Reyes.

Mi papá era carnívoro por excelencia, solía consumir en el desayuno, comida y cena. Productos cárnicos.
También era amante de los embutidos, carnes procesadas como chuletas ahumadas, tocino, chorizo y otros productos que para su conservación se utiliza sal, nitritos y otros químicos.
Mi papá falleció por cáncer de colon, y los médicos le señalaron que la dieta podía haber contribuido, a dicha patología.

En mi familia se consideraba que la comida principal debería incluir siempre productos cárnicos. En ese entonces no existía investigación sobre el daño que causaban.

El experto en nutrición oncológica, Diego Gómez Guerrero, que labora en la Unidad de Cancerología en Guadalajara, en entrevista con www.cienciasalud.com.mx, asevera que el consumo de más de 700 gramos de carne roja a la semana, incrementa el riesgo de cáncer de colon; ingerir diario de 100 gramos de carne roja incrementa en un 2% el riesgo de pólipos.

Por esta razón la Organización Mundial de la Salud OMS ha catalogado la carne roja como un alimento de carcinogénesis, por lo que se recomienda, limitar la ingesta 100 gramos. 3 o cuatro veces por semana y no superar el medio kilo a la semana.

Expresó que en el caso de las carnes procesadas o embutidos el riesgo es mayor y está considerada por la OMS dentro del grupo número 1 en carcinogénesis.

Los embutidos incrementan el riesgo de pólipos en 29 por ciento, y el riesgo de padecer cáncer de estómago y colon.

El riesgo del cáncer de colon aumenta en un 18 por ciento por cada 100 gms. Que se consumen al día.
Asevera que no se trata de sacar la carne de la dieta, pero si de limitar su consumo.

READ  Vacunas comestibles en forma vegetal

El especialista señala que el alcohol está relacionado con el riesgo de al menos 7 tipos de cáncer: boca, laringe, garganta, esófago, mama, y hígado .

Explica que el 4 por ciento de los cánceres mencionado se asocia con el consumo frecuente de alcohol, y esto incluye al vino tinto.

En cuanto a los conservadores y alimentos salados como pescado salado y carne salada, más de 100 gms a la semana se asocia al incremento de riesgo de cáncer de estómago y esófago.

Las verduras enlatadas, que se consumen más de tres veces a la semana también incrementan el riesgo de cáncer.

Existen componentes presentes en los alimentos enlatados que, aunque no existe suficiente investigación reportada para el cáncer, en determinados pacientes pueden ocasionar un peor control del cáncer.

Específicamente el Bisfenol A, una sustancia que químicamente es parecida a un estrógeno y por lo tanto puede unirse a los receptores de estrógenos en tumores con receptores hormonales positivos.

Añadió que la ingesta de panecillos y helados genera sobrepeso y obesidad ya que es alta en carbohidratos, grasas y azúcares, por lo que recomienda evitarlas para prevenir enfermedades que ponen en riesgo la salud (aliciayolandar@hotmail.com)

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seven − 6 =