Ciencia Salud

ciencia y salud, noticias de medicina, bienestar y salud

Envejecer y el ejercicio
Colaboradores Comunicados De Aquí y de Allá

Envejecer con serenidad y ejercicio

El ejercicio es parte de la vida, mejora las capacidades cognitivas y ayuda a disminuir los síntomas que devienen en la depresión y la demencia son algunos de los beneficios para las personas adultas mayores que realizan actividades físicas.

Por Alicia Yolanda Reyes.

La vejez se construye desde la juventud y la adultez, tener claro que no se puede ser eternamente joven, pero si se pueden evitar una serie de achaques e incapacidades, aun en etapas avanzadas de la vida.
La alimentación, la actividad física, el desarrollo intelectual, el tener redes de apoyo pueden hacer la diferencia de como se viven las últimas etapas de la vida.
Hay personas que manejan las nuevas tecnologías con relativa facilidad, mientras que otras más, todo les parece complicado.

Envejecer  y el ejercicio
Envejecer con serenidad y ejercicion


En una ocasión pregunté en un pequeño expendio de comida, si recibían tarjeta, o podía liquidar la cuenta por medio de una transferencia, la mesera me dijo que no, pero el encargado del negocio me pasó el número de la cuenta donde podía transferir.
La dependienta me dijo ¿cómo le hace? Yo que soy 20 años más joven nunca he podido usar el teléfono, para otra cosa que no sea hacer llamadas o ver vídeos.
Ejercitar el cuerpo y el cerebro genera serotonina, que a su vez provoca sensaciones de serenidad, sueño, silencio, sonrisas y buen ánimo. De ahí la importancia de que las personas adultas mayores la practiquen y también sus familiares señala Guadalupe Romero, quien trabaja en el área de atención a personas adultas mayores en el DIF, Jalisco.
Le funcionaria comentó que una de las maneras en las que han logrado acercar a ese sector de la población a la activación física es abriendo talleres deportivos para jugar cachibol, practicar yoga, incluso ejercicios de rehabilitación física.
Estas actividades tienen varios beneficios ya que mejoran el equilibrio, la postura, y crea lazos de apego con sus pares.
Muchas de las personas que iniciaron su programa de ejercicios llegaron con problemas de depresión, problemas cognitivos, neurodegenerativos y pérdida de la memoria.
El ejercicio y la convivencia social ayudan a revertir, o mejorar algunos de estos padecimientos, le permiten recuperar su autoestima, e incluso se han dado casos de quienes llegan a formar nuevas parejas, con personas de su edad que estaban pasando por situaciones similares.
La experta destaca la importancia de cuidar la alimentación, respetar las horas de sueño, evitar el consumo de tabaco, alcohol y otras sustancias.
El cuidar las relaciones familiares, convivir con amistades, es otra de las áreas que deben estar cubiertas. No hay que olvidar que somos seres sociables y necesitamos de las otras y otros para llevar una vida sana.
El jubilarse de un trabajo, no es jubilarse de la vida, siempre habrá actividades, remunerativas, o no que se pueden realizar.
Algo muy importante, eliminar de nuestro vocabulario “No puedo”, “esto ya no es para mí”, porque todo se puede y se debe seguir haciendo, caminar, bailar, convivir para sentirnos que estamos vivas (aliciayolandar@hotmail.com)

READ  Pedro Picapiedras el primer personaje “contratado“ por la industria tabacalera para promover sus productos.

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × five =