Ciencia Salud

ciencia y salud, noticias de medicina, bienestar y salud

pexels sarah chai 7282800
Colaboradores Comunicados Prevención de Enfermedades Salud Mental Salud Sexual

Depresión postparto.

Dr. Leonel Arguello Yrigoyen, médico Epidemiólogo.

Normalmente, el cuerpo y la mente de una mujer embarazada sufren cambios durante y después del embarazo o post parto. Algunas sufren tristeza posparto, preocupación, ansiedad, cansancio, que desaparecen en pocos días, si los síntomas anteriores duran más de 2 semanas y estás desesperada, es posible que tengas depresión posparto que ocurre en una de cada ocho madres. Sentirse desesperanzada o angustiada después del parto, no es una parte habitual ni esperada al ser madre.

La depresión posparto es una afección de salud mental grave, que afecta al cerebro e influye sobre el comportamiento y la salud física. Al padecer de depresión, los sentimientos de tristeza y desesperanza no desaparecen y pueden interferir con tu vida diaria. Es posible que no te sientas conectada con tu bebé en esa etapa, como si no fueras su madre, o que no lo ames ni lo cuides.

Las causas no son totalmente conocidas, sin embargo, los cambios hormonales femeninos después del parto y la disminución de la hormona de la glándula Tiroides, en el cuello, parecen jugar un papel relevante. Los investigadores creen que la depresión posparto en una madre, puede afectar también el desarrollo saludable de su hijo o hija recién nacido.

Sospecha de depresión post parto, si estás enojada o malhumorada, triste o desesperanzada, te sientes culpable, avergonzada e inútil, comes más o menos que antes, duermes menos, presentas llanto o tristeza inusuales, pérdida de interés, alegría o placer en cosas que solías disfrutar, te alejas de tus amigos y familiares y tienes pensamientos de hacerle daño al bebé o a vos misma.

Tenes mayor riesgo de sufrir depresión posparto, si la has padecido antes o durante el embarazo, si existen antecedentes familiares, abuso o adversidad cuando eras niña, sufres o has sufrido violencia doméstica, tuviste problemas con un embarazo o parto anterior, poco o ningún apoyo de familiares, amigos o pareja y si tuviste un embarazo no planificado, entre otras cosas.

READ  9 de cada 10 pacientes son atendidos dentro del Esquema de Gratuidad en el Hospital General de México

No tomes grandes decisiones, ni te presiones, descansa lo más que puedas, especialmente cuando tu bebé duerme.  No intentes hacer demasiado u ocuparte de todo sola, pide ayuda a tu pareja, familia y amigos y habla de tus sentimientos, hace un tiempo para salir, caminar, visitar amigos o pasar tiempo a solas con tu pareja. Habla con otras madres para que puedas aprender de sus experiencias.

Dentro del tratamiento existen varias opciones, las sesiones de asesoramiento o terapia con un profesional de la salud mental, Grupos de apoyo con problemas similares, autocuidado, descansar lo suficiente, comer alimentos con muchos nutrientes, como productos frescos y cereales integrales, mantenerte físicamente activa y pide ayuda cuando sea necesario, apoyo social, así como medicamentos contra la depresión cuando te lo indique tu médico.

Siempre buscar ayuda es una señal de fortaleza.

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

two × 4 =